viagra in uk reviews is it illegal to buy cialis online australia dapoxetine kamagra cialis in hk how much does xenical cost without insurance contraindicaciones para el uso del viagra viagra side effects in older men buying viagra over the counter in the uk

Ficha de partido: 27.09.1989: Victoria Bucarest 1 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

Vict. Bucarest
Vict. Bucarest
1 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Coras
21'
José Manuel Ochotorena
29'
Toni GomesAsist: Fernando Gómez
35'
Descanso
45'
TiraOrac
46'
Hangaru
50'
Tira
53'
José Miguel TorresPaco Ferrando
55'
CiganFulga
60'
José Miguel Torres
64'
Stefan
64'
Toni Gomes
73'
Culcear
82'
SolomonPenalty fallado
84'
Javier SubiratsCarlos Arroyo
86'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Stadionul Viktoria
Aforo: 1.500 espectadores
Ubicación: Bucarest (Muntenia) 
Inauguración: 1935

Rival: Vict. Bucarest

Records vs Vict. Bucarest

Máximo goleador: Toni Gomes (2 goles)
Goleador rival: Coras (1 goles)
Más partidos: Eloy Olaya (2 partidos)
Mayor victoria: 3 - 1 (13.09.1989)
"Mayor derrota: Ninguna
Más repetido: 3-1 (1 veces)

Crónica

Casi lleno en el estadio del Victoria, unos ocho mil espectadores. Tarde soleada y calurosa en la capital de Rumana. Solomon y Fernando ejercieron de capitanes. La representación directiva del Valencia, encabezada por su presidente, Arturo Tuzón, estuvo acompañada en el palco por Ramiro Fernández, embajador de España en este país, de reciente nombramiento. La hinchada del Victoria no convirtió el partido en el infierno que se esperaba y sólo se dejó oír de forma aislada. Al final del encuentro abroncó al árbitro y a sus jugadores. El Victoria botó nueve saques de esquina por uno del Valencia. El conjunto español ganó su billete para la siguiente ronda por un global de cuatro goles a uno, con todos los merecimientos y honores.

Dirigió el partido Luigi Agnolin, que aprobó por los pelos. Meticuloso en según qué ocasiones y pitando de oido en otras, el internacional italiano no estuvo a la altura de su prestigio y pudo complicarle la vida al Valencia cuando señaló en su contra un penalty más que discutible en una acción de Giner sobre Ursea que, afortunadamente, Solomon mandó fuera. Amonestó a Coras, Tira, Culcear y Stefan, por los rumanos, y a Ochotorena, Torres y Toni, por los valencianistas.

Goles: 0-1, minuto 35. Gran jugada de Fernando que culmina Toni. 1-1, minuto 50. Hanganu empata aprovechando un pase de Culcear.

Ahora que ha vuelto a Europa el Valencia no está dispuesto a encerrarse de nuevo en casa, sino que quiere llegar lo más lejos posible en esta Copa de la UEFA. Ayer, el equipo de Espárrago logró su objetivo y eliminó el Victoria de Bucarest, un equipo que lo intentó todo, pero que falló en los momentos decisivos. El marcador quedó al final en un empate a uno que, teniendo en cuenta el 3-1 logrado por los blancos en el Luis Casanova clasificaba al equipo de Víctor Espárrago. Mientras, como decimos, el Victoria no supo aprovechar sus ocasiones en los momentos cruciales, el Valencia marcó un gol psicológico cuando más lo necesitaba y pese a ciertos nervios al principio de cada periodo supo controlar a su rival y en la próxima eliminatoria tendrá ocasión de escribir nuevos capítulos de su larga historia europea.

El conjunto valencianista empezó el partido excesivamente agarrotado y durante un cuarto de hora se dejó dominar peligrosamente por un Victoria que llegaba con demasiada facilidad a la portería de Ochotorena. El lateral Cojocaru prodigó durante esos minutos iniciales sus subidas por la banda, en un carril que no tapaba nadie y, en el minuto seis, una mala entrega de Fernando estuvo a punto de costar un serio disgusto y un disparo de Solomon salió rozando el poste del portal de Ochotorena. Luego, sin embargo, los hombres de Espárrago fueron asentándose en el campo. Se taponaron las subidas de Cojocaru, Voro vigilando estrechamente al bota de bronce, Cotas, y Giner se encargaba de Culcear.

El Valencia pasó de dominado a dominador y en el minuto 18 una bonita acción de Toni obligó a Moraru a realizar una excelente parada, mientras que el equipo ganaba paulatinamente en seguridad defensiva. Habían pasado esos primeros 25 minutos en los que tanto temían los ches encajar un gol con el marcador todavía sin inaugurar. En el minuto 34 el público pidió penalty por una caída de Culcear y uno más tarde, el Valencia lograba lo que más necesitaba en aquellos momentos. El capitán, Fernando, realizó una gran jugada y contando con la colaboración del fallo de la defensa rumana su centro-chut se transformó en gol gracias a la colaboración de Toni, que se está convirtiendo en el goleador que necesitaba su equipo. El camino hacia la siguiente eliminatoria estaba más abierto que nunca.

La segunda mitad guardó un cierto paratelismo con la primera. Desconcierto inicial de un Valencia que fue a más a medida que transcurrían los minutos, aunque en conjunto ofreció una imagen peor en esa segunda parte que en la primera. De nuevo el Victoria salió en tromba y apenas habían transcurrido cuatro minutos cuando dio el primer aviso y un cabezazo de Ursea se estrelló en el poste. Apenas sesenta segundos después llegó el tanto de Hanganu, a pase de Culcear, en un balón que Ochotorena no pudo blocar y que se le escapó. Era el 1-1 y quedaba mucho partido.

Siguieron unos minutos de nerviosismo. Una indecisión de Camarasa al ceder a su portero llevó el "ay" a las gargantas de los sesenta aficionados de Valencia que estaban en el estadio. Lo rumanos lo intentaban todo hasta alguna, caida en el área, aunque Agnolín se mantuvo impertérrito. Luego, paulatinamente el Valencia encontró de nuevo el camino de a tranquilidad y la confianza y empezó a controlar mejor a su adversario y a intentar su propia aproximación hacia el portal de Moraru. De todas formas apenas creó ocasiones en esta segunda parte y lo mejor que hizo fue contener los intentos de un Victoria que no tuvo precisarnente su tarde.

A falta de seis minutos Solomon lanzó fuera un penalty dudoso que el árbitro pitó "de oído", por supuesto derribo de Giner a Urcea. Las oportunidades que se dejan escapar, tanto en fútbol como en la vida, no suelen volver, y el conjunto que entrena Florian Halagian no logró mover el marcador. Lo intentó hasta el último suspiro y un postrero disparo de Ursea fue a parar a las manos de Ochotorena. El Valencia, seis años y medio después de su adiós alas competiciones europeas, ha vuelto y, de momento, se queda. Ahora que el bombo suizo reparta suerte.