Ficha de partido: 10.04.2007: Valencia CF 1 - 2 Chelsea FC

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 2
Chelsea FC
Chelsea FC

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Essien
2'
Ballack
20'
Fernando MorientesAsist: Joaquín Sánchez
31'
Asier Del Horno
44'
Descanso
45'
Joe ColeDiarra
47'
David Albelda
50'
Shevchenko
51'
Roberto Ayala
59'
Emiliano Moretti
61'
Miguel Ángel AnguloFernando Morientes
65'
Hugo VianaRaúl Albiol
72'
Essien
90'
KalouShevchenko
92'
MakeleleLampard
92'
Final del partido
93'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia (Valencia) 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Chelsea FC

Records vs Chelsea FC

Máximo goleador: Daniel Wass (1 goles)
Goleador rival: Drogba (3 goles)
Mayor victoria: 1 - 0 (17.09.2019)
Mayor derrota: 0 - 3 (06.12.2011)
Más repetido: 1-1 (3 veces)

Crónica

Un gol de Essien en el minuto 90 dejo fuera de la Liga de Campeones a un Valencia que especul demasiado con el resultado y acabó pagándolo con la eliminación. Los de Quique fueron superiores en la primera y fruto de su dominio se marcharon al descanso con un gol de ventaja obra de Morientes, que remató en el segundo palo un buen centro de Joaquín desde la derecha. Tras el descanso, el Chelsea mejoró con la entrada de Joe Cole por Diarra y el traslado de Essien a la derecha. Un centro del jugador ganés en el 51 llegó a los pies de Drogba, cuyo remate tocó en Ayala y Miguel y fue a parar a Shevchenko, quien solo en el segundo palo marcó ante Cañizares. Tras el gol del Chelsea, el Valencia bajó enteros y estuvo a merced del conjunto inglés, que buscaba el gol definitivo para dejar fuera al Valencia. Cuando todo hacía indicar que el partido llegaría a la prórroga, Essien cabalgó por la derecha y soltó un disparo al primer poste que pilló desprevenido a Cañizares y acabó con las ilusiones de Mestalla.

El Valencia se jugaba media temporada a una carta con la ventaja de ser mano. El tapete de Mestalla debía decidir otra noche europea de emociones fuertes ante un rival con dinero de sobra que se jugaba todas sus fichas millonarias en noventa minutos. Quique había pedido a sus jugadores que se olvidasen del 1-1 de la ida y ellos le hicieron caso hasta el descanso. Durante toda la primera parte, los valencianistas fueron superiores por fútbol y empuje a un Chelsea que no parecía agobiado por la necesidad de marcar un gol para pasar. Los ingleses comenzaron el partido pegando duro, con Essien y Obi Mikel como apuesta de Mourinho para convertir el centro del campo en un malecón en lugar de apostar por el desborde por banda de Joe Cole y Kalou.

Quique también optó por la doble cerradura con Albelda y Albiol, dejando a Joaquín y Silva por las bandas y a Morientes como socio de Villa en ataque. La elección del 'Moro' demostró ser un acierto. El internacional español, todo un veterano de la Champions curtido en mil batallas, fue el jugador que más peligro llevó a la portería de Cech. En el 28, recogió un pase de Villa en una contra y mandó un trallazo al poste que advertía a los de Mourinho de lo que vendría un minuto después. Joaquín centró de manera magistral desde la derecha y Morientes cazó un remate en el segundo palo entre Terry y Carvalho que acabó en las redes. El 'Moro' volvía a hacer su trabajo y Joaquín rentabilizaba por primera vez en la temporada los 24 millones de euros que costó que su pierna derecha centrase en Mestalla.

En cinco minutos de locura, el Valencia había puesto contra las cuerdas al Chelsea y amenazaba con seguir sumando goles. Un caño de Villa a Carvalho, único detalle del asturiano en el partido, acabó en un centro hacia Morientes, que remató en el segundo palo y se encontró con Ashley Cole para bloquear el disparo antes de sobresar la línea. Ahí se acabó el Valencia en ataque y despertó de su letargo el Chelsea. Obligado a lograr un gol, los de Mourinho dieron un paso hacia adelante y avisaron de lo poco que necesitaban para crear peligro con un remate de Drogba que sacó a una mano Cañizares cuando el balón buscaba la escuadra. El delantero marfileño fue la referencia en ataque de los ingleses, que confiaron todo durante la primera mitad a uno de los mejores delanteros del planeta fútbol.

El descanso terminó por invertir las tornas en Mestalla. Mourinho realizó un cambio clave en la caseta y dio entrada a Joe Cole para jugar entre líneas, desplazando a Essien a la derecha en lugar del sustituido Diarra. El técnico portugués encontró premio a su cambio táctico en el 1, cuando un centro del todoterreno ganés llegó a Drogba dentro del área. El remate de su compatriota africano rebotó en Ayala y Miguel y fue a parar a Shevchenko, que embocó a escasos centímetros de la portería.

El gol del ucraniano fue un mazazo para el Valencia. El equipo de Quique se vio de repente al borde de la eliminación y no supo que hacer. El miedo a encajar otro tanto pesó demasiado en el ánimo de los jugadores y el mensaje que recibieron desde el banquillo tampoco fue muy alentador. Quique prefirió retirar a Morientes, el único jugador que había rematado a puerta en la primera parte, para dar entrada a Angulo en lugar de variar su sistema defensivo. Angulo se colocó a la izquierda y Silva, anulado durante todo el partido, pasó a la mediapunta. No funcionó.

Para colmo de males, Albiol se lesionó en el 71 tras un choque con Lampard y Hugo Viana se encontró con el marrón de su vida. La tensión se apoderó del partido y en cada aproximación del Chelsea al área del Valencia se mascaba la tragedia. Cañizares la evitó en el 84, con otra mano prodigiosa a remate de cabeza de Ballack tras una falta sacada por Lampard. El acierto del meta valencianista mantenía con vida a su equipo a la espera de una prórroga que los locales deseaban y que evitó Essien con un disparo desde el pico derecho del área. El tanto del africano en el 90 provocó que los fuegos artificiales del Valencia acabasen en petardazo.