Ficha de partido: 30.10.2002: Liverpool FC 0 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

Liverpool FC
Liverpool FC
0 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Francisco RufeteAsist: John Carew
33'
Descanso
45'
BarosHeskey
61'
SmicerMurphy
61'
David Albelda
64'
Miguel Ángel AnguloPablo Aimar
67'
Miguel Ángel MistaJohn Carew
78'
CheyrouCarragher
81'
Vicente RodríguezKily González
86'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Anfield Road
Aforo: 42.276 espectadores
Ubicación: Liverpool / Inglaterra 
Inauguración: 28/09/1984

Rival: Liverpool FC

Records vs Liverpool FC

Máximo goleador: Claudio López (2 goles)
Goleador rival: Litmanen (1 goles)
Mayor victoria: 2 - 0 (17.09.2002)
Mayor derrota: 0 - 2 (06.08.2011)
Más repetido: 2-0 (2 veces)

Crónica

Ganó el Valencia en Liverpool con la seguridad y solvencia a la que sólo están llamados los grandes de Europa. No fue brillante, ni tampoco espectacular, pero el gol de Rufete sirvió a un equipo sólido que demostró sus avales a toda Europa y complicó el pase de un Liverpool que tendrá que jugar y ganar en Basilea. El Valencia, por su parte, ya es primero. Asusta el Valencia en su vuelta a Europa. Ganó en Anfield de una forma tan sencilla como difícil de conseguir, porque dio una sensación de superioridad al alcance de muy pocos y ante un equipo muy mejorado del que jugó y perdió en Mestalla. Rafa Benítez camina sobre unos argumentos sólidos y sabe de lo que tiene entre manos. Desde Cañizares a Carew, el equipo es un bloque de hormigón. Compacto y sin fisuras con una seguridad pasmosa en sus posibilidades. El Liverpool, ante el muro valenciano, sólo pudo inclinarse y a pesar de jugar sus cartas con una dosis de entrega admirable, entregó el partido y la clasificación al mejor equipo del grupo. El Valencia ya está en la segunda ronda y en Anfield dejó su tarjeta de presentación de lo que es capaz de hacer.

Hamman se presentó a Aimar en el inicio del partido. Una entrada cercana a la expulsión que se fue sin sancionar, pero que llevó el partido a lo que quería Houllier. Fútbol físico y de fuerza con la permisividad del colegiado. A ese planteamiento respondió el Valencia con la intensidad para no perder ni un metro. Albelda y Baraja saben jugar, pero saben trabajar y, sobre todo, correr. Presionaban la salida del balón del Liverpool y comían terreno a los ingleses lo mismo que el agua hace con las rocas. Poco a poco y dando sensación de ser infranqueables. Pellegrino, Marchena y, por encima de ellos, Cañizares mantenían a su equipo en la línea de defensa justa para frenar las acometidas inglesas. Y hasta Aimar se comportó con garra entrando al trapo a Diao y pisando fuerte en Anfield, aunque fuera sobre la pierna del africano. Era una declaración de intenciones.

Como lo fue la ocasión que Baraja, a la salida de un corner y tras asistencia de Aimar, envió a las nubes de Liverpool. Era una ocasión de las que no perdona el mediocentro, pero preludio del tanto con el que Rufete intimidaba a Europa. El Valencia ganaba al Liverpool en su terreno y con su fútbol.

En la reanudación, a la que se llegó con una intervención de Dudek ante Carew, el Liverpool salió con más fuerza si cabe. Apretó los dientes el Valencia para no arrugarse y se encomendó a un par de buenas acciones de Cañizares, en especial un mano a mano ante Owen, para demostrar al Liverpool que el partido estaba en su poder y que el Liverpool tenía que mostrar algo más de garra para arrebatárselo.

Houllier arriesgó con los cambios y quitó la fuerza de Heskey para meter a Baros, pero ni aún así. Inquietaban con balones largos, fáciles para Pellegrino y Marchena –Ayala fue bien reemplazado-, sin inquietar por loas bandas. Además, el Valencia mantenía su mirada en Dudek y las contras daban la sensación de poder cerrar el partido con el segundo tanto. No llegó, pero no hizo falta. El Valencia se consagraba en Anfield. El campeón de Liga española está en Europa. Se llama Valencia y tiene una deuda pendiente con la Liga de Campeones.