Copa del Rey 1979

El Valencia consiguió por quinta vez en su historia proclamarse ¡Campeón de la Copa del Rey!. Lo hizo jugando a lo grande y eliminando a los más grandes que se quedaron por debajo del mejor, que no fue otro que el Valencia. El Valencia no tuvo fácil el camino de la final. Derrotó al Gerona, Real Sociedad, Barcelona, Alavés y Valladolid. Estos fueron los partidos que jugó para acceder a la final, donde el rival no fue otro que el Real Madrid. El Valencia para conseguir la Copa del Rey se deshizo de los mejores equipos de la liga.

Comenzó la Copa frente al Gerona. El partido de ida se jugó el 10 de enero en Gerona y allí el Valencia venció por 0-2 (Castellanos y Carrete). El partido de vuelta se jugó en el Luis Casanova y allí el Gerona consiguió empatar el partido 1-1. En este partido debutó Tendillo.

En la segunda eliminatoria el rival fue la Real Sociedad de Arconada. En el partido de ida el Valencia cayó derrotado en San Sebastián por 1-0. La eliminatoria se complicó bastante para los valencianos pero supieron jugar en el Luis Casanova, el 21 de febrero, contra un equipo que salió a la defensiva. El Valencia goleó a la Real por 4-1 (Bonhof, Arias, Felman y Saura).

El siguiente rival del Valencia fue el... ¡Barcelona!. El Valencia se enfrentaba a uno de los mejores equipos de la liga. En Barcelona quedó derrotado y por goleada el equipo valenciano por 4-1(Bonhof) lo que quitaba todo tipo de esperanzas y ni los más optimistas daban dos duros porque el Valencia pasara la eliminatoria. Pero el equipo apareció y jugó a lo grande. En el minuto 4 de la primera parte el Valencia marcó el primer gol (Diarte). Con este resultado acabó el primer tiempo. En la segunda parte el Valencia parecía que se jugaba la vida en el campo, iban a muerte. A los cinco minutos se pitó un penalti sobre Saura que Bonhof se encargó de introducir en la portería materializando el 2-0. El 3-0 también lo marcó Bonhof de penalti al tocar el balón el catalán Costa con la mano. El partido terminó con el resultado de 3-0 por lo que se tuvo que ir a la prorroga. En el primer minuto de la prorroga Felman conseguía el gol de la victoria valencianista y el Barcelona caía derrotado ante un grandísimo Valencia.

Tras el Barcelona vino el Deportivo Alavés. El Valencia venció en las dos confrontaciones, la primera se jugó el día 2 de mayo y el resultado fue de 0-1 (Diarte). En el Luis Casanova el Valencia venció de nuevo por 3-0 (Bonhof, Solsona y Felman) el 13 de junio.

En las semifinales el rival fue el Valladolid y aquí el equipo sufrió más de la cuenta en el partido de vuelta. La ida se jugó en el Luis Casanova el 20 de junio y el Valencia venció por 2-0(Bonhof y Felman) aunque el resultado debío ser más abultado. Pero en la vuelta el equipo sufrió mucho contra un Valladolid que no se rindió con facilidad. El equipo vallisoletano marcó dos goles y dejó la eliminatoria en tablas pero a diez minutos del final un gol de Felman salvó al Valencia y dejó la eliminatoria sentenciada a favor del Valencia. De nuevo el equipo estaba en la final pero igual que en otras ocasiones el rival no iba a ser fácil porque era el Real Madrid, recién campeón de Liga.

La final se jugó en Madrid el día 30 de junio de 1979. El Valencia, con el famoso equipaje de la senyera, presentó la siguiente alineación: Manzanedo, Carrete, Cerveró, Botubot, Arias, Bonhof, Saura, Castellanos, Kempes, Solsona, Felman. El equipo puso todo el orgullo y el juego. Valencia estaba movilizada, y en el Vicente Calderón se dieron cita nada menos que 25.000 espectadores valencianianistas.

Comenzó el Valencia con fuerza, llevando las riendas del partido, hasta que en el minuto 24 Kempes se deshizo de Del Bosque y cruzó la pelota a García Remón, consiguiendo el 0-1. Los 25.000 aficionados valencianistas explotaron de alegría y cantaron el gol como pocas veces se ha hecho. Pero poco después, el árbitro Guruceta señaló un penalti de Arias a Vitoria. Todos veían venir el empate a uno, pero Wolf estrelló el disparo en el palo, ante la decepción madridista, y por supuesto, la gran alegría valencianista. El Valencia siguió atacando y antes del descanso Kempes, Felman y Castellanos tuvieron oportunidad de ampliar el marcador antes del final de la primera parte. Pero no ocurrió, llegandose al descanso con el 0-1 en el marcador.

Comenzó la segunda parte con el Valencia insistiendo sobre el marco madridista. El Madrid intentaba dar la vuelta al marcador, pero se encontraron con la lesión de Santillana y con... ¡otro tiro al palo!. Entonces el Valencia se creció consiguiendo las mejores oportunidades de gol, convirtiendo al guardamete madridista, García Remón, en el hombre más activo del R. Madrid. Saura fue víctima de un penalti mucho más claro que el de Arias, pero Guruceta no lo quiso ver, aunque tampoco pasaría nada, porque a un minuto del final del partido, Kempes, en doble disparo, consiguió el definitivo 0-2 que daba la victoria al Valencia C.F. La afición valencianista enloquecida celebró el brillantísimo triunfo de su equipo sobre todo un R. Madrid. Don Juan Carlos I hizo entrega del la Copa de su Majestad del Rey al capitán del Valencia, Pepe Carrete, bajo la estruendosa ovación de la afición valencianista que vitoreó como nunca a todo su equipo.

En Valencia se recibió a los jugadores como verdaderos heroes. Miles de valencianos se lanzaron a la calle a celebrar el triunfo y a dar la bienvenida a los jugadores. En la Real Basílica se cantó una salve en acción de gracias y más tarde, el equipo, desde el balcón del Ayuntamiento, ofreció el título a su gran afición. José Ramos Costa hizo entrega simbolica de la Copa al alcalde de Valencia, D. Fernando Martínez Castellanos. La recepción al equipó terminó en el estadio Luis Casanova, donde los jugadores, copa en mano, dieron una vuelta de honor ante miles de aficionados que abarrotaban el campo de fútbol.

0
0
0
s2sdefault