Anuncio en Las Provincias tras la inauguración de la iluminación eléctrica

Todo el sueño de la ampliación y del "Gran Mestalla" se vio derrumbado en 1957, año que será recordado en Valencia como el año de la gran riada. Tras dos dias de intensísimas lluvias, el rio Túria se desbordó inundando toda la ciudad, causando numerosos destrozos y víctimas. El Camp de Mestalla no se libró de la riada y sufrió numerosos destrozos.

Durante algunas semanas el campo estuvo impracticable y el Valencia no podía ni entrenar, ni jugar partidos. El Valencia llegó a jugar hasta cinco partido seguidos fuera del Mestalla, al no poder utilizar sus instalaciones. Pese a todo, se realizó un gran esfuerzo para rehabilitar el estadio, incluso durante esta temporda, la Junta Directiva del Valencia CF aprobó por unanimidad dotar con luz electrica al Camp de Mestalla, para poder jugar partidos por la noche. La iluminación se inauguraría finalmente el 17 de Marzo de 1959.

De Mestalla a Luis Casanova
El 23 de agosto de 1969, en una asamblea, en una petición hecha por el presidente del club, Julio de Miguel, y en homenaje a Don Luis Casanova Giner por su dedicación al club, se aprueba en junta general y por unanimidad, que el campo del Valencia CF llevase el nombre de "Luis Casanova".

Esta decisión no fue del todo bien aceptada por los seguidores que continuaban la tradición con la popular frase de "Anem a Mestalla". Con este nombre, el Valencia, entrenado por Di Stefano, participa por primera vez en la Copa de Europa y debuta en la Copa de la UEFA.

En 1972 se inaugura la sede social del club, situada en la parte posterior de la grada numerada, con un amplio salón de trofeos. Y en el 73, se adaptan las sillas gol, que eliminaban catorce filas de general de pie lo que daba lugar a una mayor comodidad.

Marcadores en Mestalla
A lo largo de su historia, el campo ha tenido muchos y variados marcadores. El primero se instaló en la esquina que forman el gol sur y la grada general. Era un marcador de madera en el que se indicaba el resultado del partido.

En 1936 ese primer marcador se retiró, quizá para poder usarlo como leña durante la guerra, en la que cualquier recurso era bien aprovechado para necesidades básicas.

Después de la guerra se puso otro, situado en el mismo lugar que el primero. Este segundo marcador también fue de madera y era un poco más pequeño que el primero. Entre los años 40-50 se puso en Mestalla un marcador en el que se informaba de los resultados de los otros partidos.

0
0
0
s2sdefault