Ficha de jugador: Mario Kempes

Ficha de Mario Kempes

Nombre completo: Mario Alberto Kempes Chiodi
Fecha de nacimiento: 15/07/1954
Lugar de nacimiento: Bell Ville (Córdoba)
Nacionalidad: Argentina  
Altura: 1,87 m.
Peso: 78 Kg.

Biografía

Casi todas las finales del Mundial han tenido su protagonista, pero sólo la de 1978 ha dejado la sensación de que la había ganado un jugador solo. En tres ocasiones Mario Alberto Kempes encaró la portería de Holanda, en un raid lejano semejante a un ataque de la aviación, y otras tantas el césped quedó sembrado de uniformes naranjas mientras el héroe entraba en la portería con el balón, aunque en la tercera Bertoni se metió de por medio para empujarlo. Si por entonces hubiesen inventado las cláusulas de rescisión, al día siguiente habrían faltado ceros para impedir que se llevaran al máximo goleador del Mundial, como lo había sido de las dos últimas Ligas españolas.

Un par de años atrás era la estrella del Rosario Central, pero, aunque ya había asomado en el Mundial de 1974, todo quedaba muy lejos y a casi nadie le sonaba cuando Pasieguito lo pescó. El Rosario cedió sus derechos tras un referéndum entre la afición de su estadio, bajo amenaza de retirada en caso de negativa. Es conocido su mal debut valencianista contra el CSKA y en los siguientes partidos veraniegos. Luego hizo dos goles al Celta en el estreno liguero y ya no paró de marcar. Eran los tiempos de «El Matador». «No diga Kempes; diga gol», y el clamor de «Kempes, Kempes» cada vez que el contrario formaba una barrera. Bajó de tono en la temporada 79, pero todo el mundo entendió que estaba agotado. Sin embargo, en la final de Copa le metió otro par al Real Madrid, y en la liga de 1980, aunque mermado, presentó una estratosférica cosecha de 22 goles.

Aquel Kempes era un delantero alto, de melenas despeinadas, con las medias caídas y una fuerza física colosal. No era un hombre de primores estilísticos, pero sí de una garra y un coraje de líder que arrastraban al equipo tras él. Buscaba el espacio abierto para recibir en carrera y demarraba. Desde ese momento, se sabía que era gol. Lo sabían el público, que rugía de antemano, los defensores impotentes y el portero, encogido a la espera del zurdazo. Podía encontrar oposición, pero, en el arrebato de la carga, recogía una, dos o tres veces el rebote hasta cruzar el marco como Alarico en Roma. En los golpes francos buscaba la cepa como si quisiera partirla en dos.

Al igual que Waldo, necesitaba un ariete que le hiciese de espoleta, y cedió en el rendimiento cuando le hicieron jugar en punta, desgastándose en el cuerpo a cuerpo de espaldas al marco. El duro O'Leary le secó en la final de la Recopa de Europa, donde incluso falló el penalty inicial de la tanda, y a principios de la temporada de 1981, una lesión de hombro jugando contra el Carl Zeiss Jena en la Recopa, puso fin al héroe invencible. Regresó para reverdecer sus triunfos, pero ya no era aquel jugador rápido y valiente que cabalgaba como Atila por los verdes campos de España.

La venta al River Plate por 300 millones de pesetas, que un año antes hubiera provocado un motín, se aceptó con resignación. Poco después volvió, porque River no pudo pagar y Kempes jugó en el Valencia otras dos temporadas en las que ni él ni el equipo estuvieron a la altura. A pesar de todo, la afición nunca fue dura con él, consciente de que se hallaba frente a su mayor ídolo. Pasada su etapa en Mestalla, marchó al Hércules, donde permaneció hasta 1986, justo el año en que ambos clubes descendieron a Segunda División. De Alicante partió a Austria, donde inició un largo peregrinaje por diversos equipos hasta su retirada. En 1993 volvió a Mestalla para recibir su homenaje y aún marcó tres goles al PSV Eindhoven. Hizo de segundo entrenador con Héctor Núñez y se le buscó un puesto permanente en el club en varias ocasiones, pero nunca se le ofreció un puesto a la altura que realmente hubiera merecido.

Para la historia, queda este excepcional jugador que, a los 22 años llegó al Valencia, en cuyo club lograría un envidiable palmarés y en el que llegó a ser el más grande ídolo de su historia, con la escalofriante cifra de 179 goles en 300 partidos.

Posición

Otros equipos

Instituto, Talleres de Córdoba, Rosario Central, River Plate,  Hércules CF, First Viena FC, St. Polten, Kremser FC, Fernández  Vial, Pelita Hyatt

Récords

Más goles: RCD Espanyol (11 goles)
Más partidos: Real Sociedad (15 partidos)
Más tarjetas: Sevilla FC (3 amarillas)
Más expulsiones: Ninguna
Edad debut: 22,11 años (CSKA Moscú)
Edad 1º gol: 22,16 años (Celta de Vigo)
Edad ult. gol: 38,81 años (PSV Eindhoven)
Edad ult. part.: 38,81 años (PSV Eindhoven)

Estadísticas con el VCF

Competición:
Cambiar jugador:
Comparar con:
Temporada
Min
PJ
Tit
Sup
Cam
PG
PE
PP
Goles marcados
Tarjetas amarillas
Tarjetas rojas
1976-197732443737041312122430
1977-1978448054540103011134620
1978-1979Campeón de Copa48545555032711172540
1979-1980Campeón de Recopa43794949011917133460
1980-1981Campeón de Supercup2246282801017561620
1982-198336424542361311211570
1983-198425934033717198132450
1992-1993801101001300
Total 25518 309 299 10 52 138 75 96 187 29 0