El técnico Milovan Ciric en una rueda de prensa junto a un grupo de periodistas La temporada 1974-1975 arrancó en medio de un ambiente muy enrarecido, en el que la junta directiva recibía las mayores críticas por parte de la prensa, los socios y los aficionados, debido al fracaso deportivo de la temporada anterior. En respuesta a la preocupante situación por la que atravesaba el club, el presidente Francisco Ros Casares se apresuró a reestructurar la plantilla, así como el cuadro técnico.

El yugoslavo Milovan Ciric, nuevo entrenador del VCF
Tras la destitución de Alfredo Di Stefano la temporada anterior, la primera medida de la junta fue fichar a Emil Ostreicher, un veterano del fútbol, para que se hiciera cargo de la secretaría técnica. El siguiente paso fue contratar a un nuevo entrenador, y el elegido fue Milovan Ciric, ex-seleccionador yugoslavo que también había dirigido a grandes clubes balcánicos. A Ciric le acompañaba una merecida fama de duro, aunque también era apreciada su predisposición a incorporar futbolistas jóvenes procedentes de la cantera. Con él llegó el preparador físico Dragan Milosevic. Sin embargo, su desconocimiento del fútbol español se convirtió en una rémora, y nunca se llegó a acoplar al equipo.

Cantera y mercado nacional para rejuvenecer la plantilla
Los nuevos responsables técnicos del Valencia decidieron reforzar el equipo con jóvenes promesas, como el guardameta Carlos Pereira (del Pontevedra), el mediocentro Tirapu (del Osasuna), el interior Ferrer Díaz (del Levante), el extremo oriundo Catafau (de la Unión Española de Chile) y el defensa Barrero (del Ensidesa de Avilés). Además, ascendieron al primer equipo los mestallistas Cordero, Martín Vila, "Gitano" González y Jiménez. Sin embargo, la apuesta por jugadores todavía por despuntar, no dio los resultados esperados.

Dado el elevado número de altas, el club tuvo que aligerar la nómina de futbolistas, por lo que causaron baja Víctor (cedido al Salamanca), Abelardo (al Sporting de Gijón), Meléndez (al Málaga), Arango, Vidagany y Forment (al Villarreal), Claramunt II (al Castellón), Pepín (al Salamanca) y Manolete (cedido al Hércules).

La pretemporada fue un mal augurio
El 17 de julio se presentaron los jugadores y el cuerpo técnico valencianista en el estadio Luis Casanova. Seguidamente, la plantilla se concentró en Alcoy, desde donde partieron hacia Cádiz para comenzar la pretemporada disputando el Trofeo Linea de la Concepción. El 2 de Agosto jugó contra el Hajduk Split, donde el Valencia perdio 1-0 y el día 4, contra el Universidad Católica de Chile, donde ganó el Valencia 4-1. Nuestro equipo quedó el tercero del torneo.

El Valencia también jugó otros amistosos donde ganó al Raba Vasas Eto (1-2), TSV 1860 Múnich (2-3) y Levante (2-5), y perdió contra el Wacker (2-1), Ponteverdra (2-0) y Osasuna (2-0). El día 21 el Valencia disputó el Trofeo Valencia Naranja. Se enfrentó al Raba Vaas Esto. El resultado fue de empate 1-1 (J. Martínez). El siguiente encuentro que jugó el Valencia en el Trofeo tuvo lugar el 23 de Agosto y enfrentó al Valencia contra el PSV Eindhoven. Durante la primera parte, el Valencia fué ovacionado por la afición pero desaprovechó las oportunidades que tuvo para marcar y en la segunda parte el Valencia encajó dos goles.

Una decepcionante temporada
La Liga esta temporada tampoco fue favorable para el Valencia. Finalizó peor que en la anterior, en el puesto duodécimo, tras un juego flojo y unos resultados irregulares. En la Copa del Generalísimo se repitieron los malos resultados que el Valencia estaba obteniendo en la liga y después de eliminar al Rayo Vallecano, realizando un muy mal juego, fue eliminado en la segunda ronda por el Sporting de Gijón.

Durante la temporada el Valencia participó en la Campeonato Superregional, competición parecida a la que se jugaba en los primeros años de fútbol de la historia del Valencia. En el Campeonato Superregional participaron, además del Valencia, el Real Murcia, Elche, Hércules, Levante y Castellón, pero tampoco fue bueno para nuestro equipo. Todo lo contrario. De los diez partidos jugados solo ganó dos, empató en tres y perdió cinco. El Valencia marcó diez goles y le marcaron 14.

El equipo ofreció su mejor imagen al finalizar la temporada
La únicas alegrías de esta temporada llegaron tras la temprana eliminación copera. Para cubrir las fechas que quedaban libres hasta finalizar la campaña, el Valencia disputó varios compromisos amistosos. Los días 17 y 19 de Junio de 1975, el Valencia participó en el trofeo del Paris Saint Germain, que se disputó en el Parque de los Príncipes. Frente al Fluminense el Valencia ganó 0-1 (Keita); y frente al Paris Saint Germain el Valencia venció por el mismo tanteo (Planelles).

Después del incontestable trinfo en Francia, el Valencia participó en la IX edición del Trofeo Ibérico, disputado en el estadio El Vivero de Badajoz. En la semifinal, celebrada el 26 de junio, el equipo che derrotó en los penalties al equipo local, el Badajoz, que jugaba en la Tercera División, tras empatar a tres goles. El día 28, el Valencia derrotó al Standard de Lieja belga en la final por 3-0. La conquista de ests dos trofeos supuso un dulce epílogo a una amarga temporada plagada de desengaños.


Campeonato Nacional de Liga

El Real Madrid fue el rival ante el cual abrió el campeonato de Liga el Valencia. Las sensaciones transmitidas por el equipo durante la pretemporada no auguraban un resultado positivo, y los temores se cumplieron. La escuadra madridista ganó por 1-2 en el Luis Casanova, aunque espoleada, sin ninguna duda, por un nefasto arbitraje de Sánchez Ríos, que concedió el gol del empate madrileño en claro fuera de juego, y expulsó a Jesús Martínez por una falta que no había cometido.

El resultado negativo consumado ante el Zaragoza en La Romareda (3-1), fue el primero de una serie de tres derrotas consecutivas sufridas lejos de Valencia: ante el Barcelona (5-2), el Sporting de Gijón (2-1) y la Real Sociedad (3-0) y CD Málaga (2-0), y el primer triunfo obtenido lejos del estadio Luis Casanova ante la UD Salamanca (0-1), minimizaron los tropiezos encajados a domicilio. Cuatro empates seguidos situaron al Valencia en una discreta undécima posición, aunque al final de la primera vuelta escaló un puesto tras la goleada que endosó al Real Murcia en La Condomina (1-5). Al final de la primera vuelta el Valencia había vencido tan solo cinco partidos, empatado seis y perdido otros seis.

No cambió la situación del equipo valencianista en la segunda parte del torneo, que se inició con una nueva derrota ante el Real Madrid (3-2). Un desilusionante empate ante el Zaragoza en Valencia (0-0), fue contrarrestado por una nueva igualada en San Mamés ante el Athletic de Bilbao (1-1). Y entonces, el equipo de Ciric cuajó el mejor partido de la temporada ante el FC Barcelona (1-0). Pero este excelente marcador resultó un espejismo, puesto que desde ese momento el Valencia contó por derrotas todas sus salidas, si bien en el Luis Casanova el equipo únicamente se vio sorprendido por la UD Salamanca (2-2).

Como consecuencia de este resultado y del 5-2 encajado en el Vicente Calderón, la junta directiva decidió destituir al entrenador Milovan Ciric y confió las riendas del equipo a su ayudante, Dragan Milosevic. Con el nuevo técnico, el Valencia obtuvo su resultado más abultado ante el Granada (7-1), aunque en la penúltima jornada no pudo con el Elche en Altabix (2-1) y el Real Murcia le sorprendió en el Luis Casanova (1-2) en el último partido de Liga. La afición valencianista despidió a sus futbolistas entre pitos, en medio de una monumental bronca que finalizó con una sacudida de pañuelos blancos en dirección al palco presidencial. Estos dos últimos resultados situaron al club valencianista en la duodécima posición, su peor clasificación histórica en Primera División. Por segundo año consecutivo el equipo perdía la oportunidad de jugar en Europa.

El Valencia está temporada marcó 53 goles: Pepe Claramunt y Keita (11 goles), Quino (7 goles), Planelles (6 goles), Jara (5 goles), Valdez (4 goles), Ferrer Díaz y Sol (3 goles), González (2 goles), Sergio (1 gol).


Copa del Generalísimo

El Valencia inició su andadura por la Copa en la cuarta eliminatoria, enfrentándose, por tercer año consecutivo, al Rayo Vallecano. En Vallehermoso, el 13 de febrero de 1974, en una noche fría y sobre un césped en malas condiciones, el conjunto de Ciric derrotó a la escuadra madrileña por 3-4 en un vibrante partido. Sergio adelantó a los valencianistas a los 12 minutos, y Claramunt consolidó el resultado al transformar un penalty cometido sobre Cerveró. El Rayo acortó distancias antes del descanso, pero a los cinco minutos de la reanudación Sergio estableció el 1-3 después de mantenerse en pie pese a la falta que le hizo el portero y que el árbitro no señaló, aplicando la ley de la ventaja. El Rayo marcó de nuevo en un despiste de Balaguer, pero "Gitano" González, a pase de Sergio, incrementó la ventaja en el marcador antes de que el Rayo cerrase el resultado final con un remate de cabeza imparable.

El partido de vuelta, que se celebró el 26 de febrero en el Luis Casanova, no debía presentar, de antemano, dificultades para el Valencia. Pero el equipo continuó por la senda trazada en la Liga y completó una nefasta actuación que bien le pudo costar la eliminatoria al empatar a uno contra el Rayo, conjunto que dirigía el ex-jugador valencianista, Héctor Núñez. Los madrileños se adelantaron en el marcador por medio de un gol de Barrero en propia puerta, al intentar despejar un disparo rival. Cinco minutos después, Quino estableció de media vuelta el empate a uno definitivo, al aprovechar un pase de cabeza de Planelles. En los sesenta minutos restantes, los futbolistas del Valencia buscaron conservar el resultado, y el público reprochó esta actitud con pitos, pañuelos y alguna que otra almohadilla.

En octavos de final, el Valencia derrotó al Sporting de Gijón el 12 de marzo en el partido de ida disputado en el Luis Casanova. El equipo consiguió adelantarse a los asturianos por 3-0 en el marcador. González abrió la lata asturiana en el minuto 6 y volvió a batir a Castro en el 6. Seis minutos más tarde, Quino acertó a marcar tras pase de Claramunt. El partido y la eliminatoria parecían sentenciados, pero en los últimos nueve minutos, el conjunto gijonés anotó dos goles por mediación de Garzón y Quini. Y poco les faltó a los hombres entrenados por Pasieguito para conseguir el empate.

De nuevo volvieron las protestas a los graderíos, como premonición de lo que iba a ocurrir tres semanas más tarde en El Molinón, ya que 41 años después de aquel primer enfrentamiento copero entre Valencia y Sporting, la escuadra asturiana volvió a superar la eliminatoria. El dispositivo netamente defensivo que planteó Ciric, acumulando centrocampistas y regalando la posesión del esférico al rival, le costó una goleada (3-0) a un Valencia incapaz de responder a los tantos rivales. En Valencia no se creían la noticia de tan dura derrota. El público estaba indignado y con razón.

Plantilla de la temporada 1974-1975

Presidente Francisco Ros Casares
Entrenador Milovan Ciric
Porteros Balaguer, Cota, Pereira
Defensas Aníbal, Antón, Barrachina, BarreroCerveróCordero, Jesús Martínez, Martín Vila, Sol
Medios Barrero, Claramunt, Lico, Tirapu
Delanteros Adorno, Ferrer Díaz, GonzálezJaraKeita, Quino, Planelles, SergioValdez

0
0
0
s2sdefault