Ficha de partido: 11.03.2003: AFC Ajax 1 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

AFC Ajax
AFC Ajax
1 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Kily González
16'
Kily González (Pen.)
28'
Rubén Baraja
36'
Van der Vaart
40'
Descanso
45'
Van der MeydeDe Jong
46'
Pasanen
57'
Santi Cañizares
57'
Miguel Ángel MistaJohn Carew
62'
Pienaar
64'
Mauricio Pellegrino
79'
Juan SánchezPablo Aimar
83'
Carlos MarchenaRoberto Ayala
87'
Chivu
87'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Amsterdam Arena
Aforo: 51.628 espectadores
Ubicación: Amsterdam (Noord-Holland) 
Inauguración: 14/08/1996

Rival: AFC Ajax

Records vs AFC Ajax

Máximo goleador: Emilio Fenoll (1 goles)
Goleador rival: Ronald de Boer (1 goles)
Mayor victoria: 3 - 1 (23.08.1989)
Mayor derrota: Ninguna
Más repetido: 1-1 (2 veces)

Crónica

Ni en el coso taurino, ni en la plaza del Ayuntamiento, las Fallas tendrán lugar en Mestalla. El próximo 19 de marzo el Valencia tendrá su última opción en Mestalla, donde con el Arsenal se jugará el ser o no ser en la máxima competición europea. En Amsterdan, en un partido vibrante empató con el Ajax. El gol de Kily de penalti en la primera mitad tuvo su contestación con el de Pasanen en la segunda para igualar un partido y un grupo que se decidirá el día grande de Las Fallas. El Valencia logró su objetivo de salir de Amsterdam con opciones de clasificarse para los cuartos de final de la Liga de Campeones tras empatar a un gol con el Ajax en un encuentro en el que los valencianistas lograron adelantarse en el marcador en la primera mitad, si bien supo mantener su renta en la segunda.

Nuevamente un gol de cabeza de un jugador libre de marca tras un balón centrado desde la banda suponía que el Valencia no lograse un mejor marcador, ya que si el empate le mantiene con opciones la victoria hubiera mejorado notablemente sus expectativas. El conjunto valencianista, de inicio, cedió el mando del partido a su oponente, que con un juego alegre merodeó con asiduidad las inmediaciones del área de Santiago Cañizares aunque sin peligro para los intereses de los visitantes.

Además, la primera oportunidad clara de gol fue para el equipo español. El noruego John Carew encaró la portería de Bogban Lobont pero el meta rumano le esperó y resolvió a su favor el mano a mano con el jugador nórdico. Aunque la iniciativa del juego la mantenía el equipo de Ronald Koeman, el Valencia se metió paulatinamente en el partido a base de explotar sus virtudes, es decir, un trabajo incesante de su defensa y centro del campo encaminado a anular la creatividad del Ajax.

Superado el ecuador de este periodo, el Ajax perdió el convencimiento de su fútbol inicial y la precisión de sus acciones en la misma medida que la voluntad del equipo de Rafa Benítez crecía. Ese afianzamiento en su juego y la búsqueda de la portería holandesa le reportó pronto beneficios al Valencia. Tomas Galasek derribó a Francisco Joaquín Rufete en el área y el consiguiente penalti fue convertido por el argentino Cristian Alberto `Kily` González en el primer gol de la noche antes de cumplirse la media hora de partido.

El equipo español había logrado llevar el partido donde quería. El Ajax había perdido la tranquilidad y precisaba un gol ante un rival que le esperaba atrás con mucho orden pero sin olvidarse del ataque, y de hecho hasta el final de la primera parte el área local vivió más situaciones comprometidas que la visitante, si bien en último suspiro de este periodo Santiago Cañizares sacó un balón muy complicado con el pie en un duelo con Zlatan. Pero tras las buenas sensaciones de la primera parte, el Valencia volvió a las andadas y a pesar de lo mucho que se ha hablado de los goles recibidos en los tres últimos partidos, la historia se iba a volver a repetir y un balón centrado desde la banda izquierda era convertido en gol en un remate de cabeza de Petri Pasanen sin oposición de la defensa valencianista.

El gol espoleó a los holandeses en los minutos siguientes, aunque el conjunto de Benítez recuperó la posición y la serenidad con la mismas armas que los hizo en el anterior periodo y evitó que el partido se volviera loco en contra de sus intereses. Sin embargo, con Aimar muy desdibujado las opciones valencianistas en ataque perdían muchos enteros y el Ajax recurría al contragolpe para asestar el golpe definitivo al partido, aunque su ocasión más clara sería un falta lanzada por Cristian Chivu que Cañizares despejó.