Ficha de partido: 20.11.2016: Valencia CF 1 - 1 Granada CF

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 1
Granada CF
Granada CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Joao Cancelo
6'
Pereira
18'
Carcela
45'
Descanso
45'
Munir El HaddadiMartín Montoya
45'
Luis Nani
47'
SamperPereira
64'
Zakaria BakkaliLuis Nani
64'
Samper
71'
BarralKravets
78'
Ochoa
78'
Jon ToralCarcela
86'
Munir El Haddadi
92'
Uche
92'
Final del partido
93'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Granada CF

Records vs Granada CF

Máximo goleador: Mundo Suárez (15 goles)
Goleador rival: Porta (3 goles)
Mayor victoria: 7 - 1 (10.05.1975)
Mayor derrota: 0 - 3 (12.01.1969)
Más repetido: 1-0 (9 veces)

Crónica

Ni con Cesare Prandelli el Valencia encuentra el camino de solucionar sus males, incapaz de vencer al Granada (1-1), el único equipo que no conoce la victoria en la Liga, colista por demérito propio, un equipo con notables deficiencias. El conjunto nazarí se encontró con un empate en Mestalla, un feudo que ha dejado de ser inhóspito para los rivales en los últimos tiempos de penurias en el club que se compró Lim para despersonalizarlo en el palco, en el que se habla inglés, en la plantilla, de calidad rebajada, y en el terreno de juego, donde no saben expresarse sus jugadores.

El Valencia ha conseguido una victoria y el triste empate ante el Granada en los últimos ocho partidos que ha disputado ante su afición, el único valor seguro de un club a la deriva. Los números de Prandelli son tan nefastos como el de sus antecesores, Ayestarán, Neville o Nuno. Cinco puntos de 15 posibles es el escaso botín alcanzado por el Valencia con el técnico italiano, unas cifras que hacen temblar a Mestalla, que ya comienza a pedir tímidamente la cabeza de Peter Lim, que lleva casi un año sin visitar la ciudad del Turia.

El partido estuvo marcado por la entrega del equipo local, pero también por sus pocos argumentos futbolísticos ante un ordenado Granada supo plantear el partido necesario para no perder. El Valencia se hizo con la posesión del balón desde el principio, pero no mostró claridad alguna en la elaboración del juego de ataque y a sus pocas aproximaciones a la portería de Ochoa, unió una preocupante inseguridad defensiva.

Enfrente, el equipo granadino, con un 5-4-1 como planteamiento inicial, estuvo muy pendiente de la contención del rival, pero era capaz de encontrar espacios al contragolpe y en tres de ellos tuvo la oportunidad de adelantarse en el marcador. El equipo local mostraba las lagunas habituales en defensa y el Granada, muy ordenado, no sufría ante un rival atenazado y sin ideas.

Kravets dispuso, pasada la media hora de juego, de dos ocasiones claras ante Diego Alves, pero las malogró al lanzar alto cuando tenía toda la ventaja, pero, sin embargo, Carcela no falló en un nuevo contragolpe en el tiempo de prolongación del primer periodo y resolvió su llegada con un disparo inalcanzable para Diego Alves. No hubo tiempo ni para sacar de centro y el partido llegó al descanso con ventaja del colista de la Liga, que con un planteamiento defensivo y al contragolpe, había evidenciado todas las carencias de los valencianistas.

No pudo disfrutar el Granada de su ventaja, ya que en el segundo minuto de la reanudación, en el primer ataque valencianista del segundo periodo, Nani estableció el empate, cuando el técnico local, Cesare Prandelli, había sustituido al defensa Montoya por el atacante Munir. El Valencia mejoró tras el gol y su primer cambio. Fue más ofensivo y tuvo más criterio y profundidad, aunque no se mostraba sólido en el centro del campo y perdía innecesariamente balones que el Granada no aprovechaba.

Sin embargo, con el paso de los minutos, el Valencia perdió fuelle, aunque sin dejar de aproximarse a la meta de un rival seguro en defensa y que nunca dejó de tener opciones a la contra, aunque sin la claridad del primer periodo. El partido entró en su tramo final con un Valencia insistente y un Granada centrado en su trabajo defensivo y capaz de truncar las opciones en ataque del equipo local.