El uruguayo Víctor Espárrago fue contratado como nuevo entrenador del Valencia CF El Valencia necesitaba mejorar la clasificación de la temporada anterior. El equipo había finalizado en el puesto 14 y, pese a que había sido la temporada del regreso a Primera, la afición estaba molesta con el equipo porque apoyaba de forma incondicional a los jugadores y no recibían alegrías por los malos resultados que habían cosechado. El Valencia había salvado la categoría, algo importante tras regresar a Primera, y lógicamente necesitaba un tiempo para afianzarse en la división, y la directiva lo hizo poco a poco.

Víctor Espárrago, nuevo entrenador del VCF
Para tratar de mejorar los resultados deportivos, el club se hizo con los servicios del entrenador uruguayo Víctor Espárrago, que venía lograr la mejor clasificación histórica en la Liga con el Cádiz. El resultado no pudo ser mejor, ya que Espárrago permanece en la memoria de la afición valencianista como el técnico que levantó al equipo desde las profundidades y lo llevó hasta la élite del fútbol nacional. El Valencia se convirtió esta temporada en un equipo de garra y lucha, y terminó la Liga en tercera posición, volviendo a las competiciones europeas.

Capítulo de altas y bajas
Para esta temporada en el Valencia causó baja el argelino Rabah Madjer, que había sido fichado como una estrella pero que no llegó a demostrar lo que de él se esperaba, por lo que regresó al Oporto. También se marcharon del equipo lo canteranos Antonio García, Antonio Montes, Roberto Navajas, Francisco Cotino y Juanjo Juárez.

Las nuevas incorporaciones se centraron especialmente en reforzar el ataque. Carlos Zurdi, Eloy Olaya y Lucho Flores llegaron procedentes del Sporting de Gijón, el último, de origen mejicano, vino con grandes esperanzas, pero tan solo consiguió tres goles en la actual campaña. Sin embargo Eloy, un español de 26 años, con muy buenas referencias, tuvo mejor éxito marcando 8 goles y demostrando ser un diablillo en el ataque valencianista. También se reforzó la portería con con José Manuel Ochotorena, procedente del Real Madrid, que fue la gran revelación de la Liga llegando a llevarse el trofeo Zamora al portero menos goleado. También ascendió de forma definitiva al primer equipo el defensa del Mestalla Paco Camarasa, que había debutado la temporada anterior en Primera División.

Una muy buena pretemporada
La pretemporada sirvió para ir encajando piezas con el nuevo sistema del entrenador, y los resultados fueron inmejorables, con siete victorias y una derrota. El Valencia derrotó a Gandía (0-2), Castellón (1-2) y Betxí (1-5) fuera de casa, para luego ganar al Rapid de Viena (3-0) y al Levante (3-0) en el Luis Casanova. La única derrota del verano llegó en la visita al Sporting de Gijón (2-1).

Este verano, el Valencia se llevó el Trofeo Naranja. Sus contrincantes fueron el Vasco Da Gama y el Oporto, a los cuáles ganó por un marcador idéntico, 2-0, marcando Fernando y Flores los goles en el primer encuentro al equipo brasileño, y de nuevo Flores y Alcañiz en el segundo partido frente a los portugueses.

El Valencia quedó tercero
La cara más positiva llegó en el plano deportivo, ya que el equipo demostró una garra y coraje que enamoró a la afición. El Valencia realizó una magnífica temporada en la competición de liga, logrando finalizar en la tercera posición, con la consiguiente clasificación para la Copa de la UEFA. Sólo dos años después de haber conseguido el ascenso, el equipo volvía a asomarse al continente europeo. La cruz, sin embargo, se dio en la Copa del Rey, con una participación desastrosa, disputando tan solo una eliminatoria y cayendo eliminados ante el Racing de Santander.

El club mejora económicamente
En el plano económico, el club seguía cosechando campañas con superávit. La anterior (1987/1988) se había cerrado con un beneficio de casi 250 millones de pesetas. El 23 de septiembre se presentó, en la junta general ordinaria, el presupuesto para la actual campaña, que ascendía a más de 960 millones esperando un superávit de más de 80 millones de pesetas. La mayor parte de ingresos se deberían a la aportación de la afición que seguía incondicional con su equipo.


Campeonato Nacional de Liga

El Valencia había conseguido reunir un bloque muy sólido sin estrellas, pero con gente muy trabajadora. En este equipo destacaba Fernando por su depurada técnica que ya se había convertido en la estrella del valencianismo. La defensa era expléndida con jugadores como Bossio, Camarasa, Voro y Giner dirigidos por el gran capitán Arias. Estos fueron prácticamente los artífices que consiguieron el tercer lugar en la clasificación y el regreso a Europa.

La liga comenzó con un empate entre el Valencia y el Zaragoza en campo aragonés el 4 de Septiembre. Después siguió con una racha irregular en cuanto a los marcadores, característica que continuó hasta el final de la temporada donde el Valencia apretó el acelerador donde ganó diez partidos de 16 y empató en cuatro ocasiones, perdiendo dos, uno de ellos la última jornada en campo del Real Madrid por 2-1.

El Valencia fue junto con el Barcelona el equipo menos goleado de la liga y quedó en el puesto 10 en lo que se refiere a conjuntos goleadores. Solo se perdieron 7 encuentros de los 38 que se disputaron, dos de ellos en casa.

El Valencia marcó 39 goles, y los goleadores en esta temporada fueron: Fernando (14 goles), Eloy (8 goles), Alcañiz, Arroyo (4 goles), Lucho Flores (3 goles), Voro, Giner, Nando, Subirats, Jon García, Zurdi (1 gol).


Copa del Rey

Un año más, el Valencia fue un desastre en la Copa del Rey. Solo consiguió disputar una eliminatoria, y fue eliminado por un equipo de la Segunda División, el Racing de Santander. Y para mas vergüenza, nos eliminó en nuestro campo, ante nuestra afición y por un despiste en la defensa valencianista ante una falta que debía sacar el ataque santanderino.

El partido de ida se disputó en el Sardinero, el 25 de Enero de 1989, y terminó como empezó, empate a cero, en un partido en el que la fuerza de los cántabros no pudo con la mejor técnica che. El conjunto racinguista llevó inicialmente el peso del partido, aunque el Valencia dio concesiones puesto que su intención fue la de colocar bien a sus peones y aguantar de salida los ataques del conjunto cántabro. Los valencianistas se mostraron muy serios en los marcajes, dedicándose más a controlar el resultado que a buscar la victoria.

En el Luis Casanova, el 1 de Febrero, todo parecía indicar que el Valencia conseguiría la clasificación sin demasiadas complicaciones. De hecho, se adelantó por dos veces en el marcador con goles de Lucho Flores y Fernando, pero el Racing de Santander consiguió empatar en las dos ocasiones. A veinte minutos del final, cuando el Valencia intentaba organizar una barrera que no se había solicitado, Pedraza consiguió sorprender a todos y anotó el segundo gol en su cuenta particular. Este gol fue el que resolvió la eliminatoria a favor del Racing de Santander. La Copa tenía que esperar a otro año.

Plantilla de la temporada 1988-1989

Presidente Arturo Tuzón Gil
Entrenador Víctor Espárrago
Porteros Ochotorena, Sempere, Serna
Defensas Arias, CamarasaGiner, Nando, Quique, Revert, TorresVoro
Medios Arroyo, BossioFernando, FerrandoSubirats
Delanteros Alcañiz, Ciraolo, Eloy, Fenoll, Jon GarcíaLucho Flores, Zurdi

0
0
0
s2sdefault