Ficha de partido: 25.03.1990: CD Castellón 0 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

CD Castellón
CD Castellón
0 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Chimet
16'
Quique Flores
30'
Lubo Penev (Pen.)
34'
Fernández
38'
Descanso
45'
AlcañizAyúcar
53'
Miguel Ángel BossioEmilio Fenoll
54'
Víctor
59'
PelletiChimet
61'
Tomás González
66'
Alcañiz
74'
José Miguel TorresCarlos Arroyo
76'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Nuevo Castalia
Aforo: 16.000 espectadores
Ubicación: Castellón de La Plana (Valencia) 
Inauguración: 07/06/1987

Rival: CD Castellón

Records vs CD Castellón

Máximo goleador: Arturo Montes (17 goles)
Goleador rival: Montañés (7 goles)
Mayor victoria: 8 - 1 (05.11.1922)
Mayor derrota: 1 - 6 (08.07.1923)
Más repetido: 2-0 (12 veces)

Crónica

Por vez primera se llenó completamente Castalia, poniéndose el cartel de "No hay billetes", con lo que se han recaudado 23 millones de pesetas. Hizo el saque de honor la reina de las Fiestas de la Magdalena. El Valencia cambió de uniforme y vistió de azul en lugar de blanco. Dirigió el encuentro Martín Navarrete. Se equivocó demasiado en la aplicación de las faltas y fue desigual en la interpretación de los motivos para sacar las tarjetas. Vieron cartulina amarilla: Ximet, Víctor, Fernández y Alcañiz por el Castellón y Tomás y Quique, por el Valencia.

Goles: 0-1, minuto 35. Una entrada de José a Quique dentro del área es sancionada con penalty, que transforma Penev, engañando a Emilio.

El partido entre castellonenses y valencianistas correspondió a lo que se esperaba de un encuentro de rivalidad, fuerza,lucha y emoción. Y como el marcador fue mínimo a favor del Valencia y siempre quedaba la posibilidad de que se registrara algún cambio que permitiera la igualada, el Castellón y el conjunto de Víctor Espárrago, dado que son de los equipos que más rentabildad obtienen de sus goles ante la seguridad de sus defensas, hicieron que el aficionado hasta última hora creyera en esa posibilidad de cambio en el marcador.

De todas formas, por sus características ya se sabe de que el que marca un sólo gol tiene casi todas las posibilidades de puntuar y de llevarse el gato al agua, como sucedió con el Valencia. En la primera mitad el conjunto valencianista fue superior, dominando más y mejor en el centro del campo, con lo que tenía mayores posibilidades de ataque y cubría mejor su puerta, a la que el Castellón no podía llegar y, si lo hacía, desde luego era sin ninguna ventaja de cara a batir al meta Ochotorena.

En la segunda mitad, sin embargo, el Castellón dominó más, creando algunas ocasiones de gol, si bien hay que decir que hacia el final el Valencia dispusó de las más claras, cuando ya los albinegros, con cuatro hombres en su ataque, se había ido decididamente arriba en busca del empate. Luiche, con los cambios, quiso dar mayor profundidad. a su ataque, pero Espárrago modificó también sus líneas reforzando más el centro del campo y la cobertura, con lo que los delanteros albinegros todavía llegaban más incómodos a pesar de que la inclusión de Alcañiz dio una mayor alegría al ataque, aunque esta no fue suficiente.

En suma, a pesar de que cada equipo dominó en un tiempo, el penalty y la seguridad defensiva del Valencia hicieron posibles esta victoria del equipo blanco, aunque ayer vistiera de azul, que en todo momento jugó con seriedad y eficacia sin buscar florituras yendo a lo práctico, lo que le sirvió para llevarse los dos puntos.

El Castellón esgrimió sus mejores armas, la lucha, la entrega y el coraje, que han hecho posible hasta ahora buenos resultados ante los mejores equipos de esta Primera División en su campo. Le faltó mayor profundidad en el ataque, pero ante un equipo como el Valencia no es fácil encontrar huécos. Ambos en suma fueron, como decíamos antes, a lo práctico, a puntuar, porque unos quieren jugar la UEFA, y otros, si pueden, hasta salvarse de la promoción. La diferencia de calidad tenía que notarse también de alguna manera, sin embargo el Castellón cayó dando la cara. El empate tampoco hubiera podido considerarse un resultado injusto. El Castellón-Valencia respondió por tanto a lo que cabía suponer. A estas alturas de la Liga los equipos piensan más en sus intereses que en divertir. Emoción, lucha, entrega, qué más se puede pedir a todos los profesionales que estuvieron en el campo para disputar el derby de Primera de la Comunidad Valencianad que decidió el búlgaro Penev al transformar el penalty.