Ficha de partido: 19.05.1971: Valencia CF 0 - 0 Real Betis

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
0 - 0
Real Betis
Real Betis

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Descanso
45'
Sergio LloretJosé Ramón Fuertes
60'
RogelioMachicha
65'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia (Valencia) 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Betis

Records vs Real Betis

Máximo goleador: Arturo Montes (11 goles)
Goleador rival: Unamuno (6 goles)
Mayor victoria: 6 - 0 (05.04.1931)
Mayor derrota: 0 - 4 (05.05.1985)
Más repetido: 2-1 (16 veces)

Crónica

Los aficionados confiaban en que la eliminatoria quedaría resuelta, o, al menos, casi resuelta, esta noche, a favor del Valencia. Pero la pelota todavía continúa en el alero. El conjunto local tuvo unos primeros veinte minutos de excelente calidad. Sus hombres, con movilidad, facilidad y profundidad, ligaban espectaculares jugadas que llevaban el peligro hasta el marco defendido por Vilanova. Pero, desde el primer momento, la artillería, a la hora de la verdad, pecó de lentitud. A los tres minutos de juego, Valdez, por esta causa, desperdició un magnífico pase de Fuertes. A pesar de esa falta de velocidad en los delanteros del conjunto merengue, el cancerbero visitante tuvo que emplearse a fondo.

A los cinco minutos de juego, a causa de un mal entendimiento, Frigols estuvo a punto de marcar en su propia puerta. Vilanova rectificó sobre la marcha ante el acoso de Forment y pudo atrapar el cuero a pocos centímetros de la línea de meta. Durante el primer cuarto de hora, y ante un Betis que contraatacaba con rapidez en cuantas ocasiones se le presentaban, el Valencia hizo buen uso de sus extremos. Fuertes, sobre todo, corrió incansablemente la banda y centró peligrosos balones.

A partir del minuto dieciséis, los ches se olvidaron de las alas. Se empeñaron y emperraron en abrir brecha por el centro. El Betis, con una buena organización y unos hombres que se adelantaban sin miramientos a la acción de los contrarios, pudo fácilmente anular los esfuerzos de los locales. Aníbal, ante tal panorama, se decidió a lanzarse al ataque y ensayó en un par de ocasiones tiros potentes a puerta que llevaban mucho veneno.

Luego, el Betis, ante los continuos fallos de Claramunt, se adueñó del centro del terreno. Desde esa posición ganada organizó contragolpes, dirigidos principalmente por González. Pero a los sevillanos, a la hora de contraatacar, les faltó profundidad y colaboración entre ellos mismos. Las internadas béticas se vieron truncadas por la férrea defensa valenciana en la mayoría de los casos. Pero en una de esas jugadas, a los treinta y un minutos, González, a fallo de Antón, desaprovechó una bonita ocasión para marcar. Fue la única clara ocasión de marcar que tuvo el Betis en el primer tiempo.

Cuando faltaban sólo cinco minutos para el descanso reaccionó el Valencia y se volcó materialmente sobre la portería contraria. A los cuarenta y tres minutos se registró una serie de tres disparos que obligaron al público a levantarse de sus asientos. El primero fue obra de Fuertes y la pelota fue rechaza da por la madera. Clasamunt II volvió a chutar; el portero despejó y Valdez disparó de nuevo. El balón, finalmente, fue desviado a córner por Vilanova.

En el segundo tiempo, el Valencia de nuevo se vio superado por la intuición y el acoplamiento del Betis. Los ches prosiguieron sin hacer el debido uso de sus extremos. Luego, con la incorperación de Sergio a la delantera, esta cobró mayor alegría, pero no aumentó en efectividad. Los discípulos de Di Stéfano prosiguieron remisos a abrir su juego, y al Betis le resultó relativamente sencillo continuar con el 0-0.

En este segundo período los forasteros contraatacaron en menos ocasiones que ea la primera mitad. Prefirieron retener todo el tiempo que podían al Valencia en la zona media, que era la que ellos mejor dominaban. Pero a los cuarenta minutos, Rogelio, en una escapada, cogió desprevenido y adelantado a Abelardo El jugador bético colgó la pelota. El cancerbero local tuvo que esforzarse para desviar la trayectoria del balón con la punta de los dedos. En resumidas cuentas, el Valencia ha defraudado en esta ocasión a sus seguidores. Los ches han hecho un mal en cuentro.