Ficha de partido: 15.11.1953: Valencia CF 4 - 0 Real Jaén

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
4 - 0
Real Jaén
Real Jaén

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Faas Wilkes
20'
Vicente Seguí
24'
Descanso
45'
Vicente Seguí
82'
Faas Wilkes
89'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Jaén

Records vs Real Jaén

Máximo goleador: Enrique Buqué (3 goles)
Goleador rival: Arregui (2 goles)
Mayor victoria: 4 - 0 (19.01.1958)
Mayor derrota: 1 - 3 (07.03.1954)
Más repetido: 0-1 (2 veces)

Crónica

Se temía no poco al Jaén en Valencia por lo que hasta ahora lleva realizado en la Primera División y por lo que de la pasada temporada conocíamos, como equipo duro y tesonero, cuyos jugadores buscan infatigablemente la pelota no mirando medios para conseguirla. Además, se sentia preocupación sobre lo que WilkeS era capaz de realizar ante adversarios, cual éste, que tal Y como ha sucedido, le han sometido a un marcaje muy tenaz realizado por varios jugadores en intervenciones positivas Y rápidas. Pero el Valencia ha sabido jugarle al Jaén con buen ánimo e indudable eficacia, frenándole su impetu y adelantándose en el marcador en la primera parte, para redundar el resultado después del descanso, hasta alcanzar finalmente una señora goleada que ha satisfecho más al público que la vistosidad del juego realizado, inferior al de los últimos partidos por la circunstancia apuntada y del juego poco depurado y excesivamente duro de los andaluces.

Nuevamente ha tenido una participación muy activa y valiosa en el triunfo del equipo el internacional holandés Wilkes, cuyo juego ha sido lo suficiente eficaz para frenar las fuertes entradas de sus adversarios, traduciéndose en dos tantos marcados por el mismo, y otros dos que aun siendo obra de Seguí han partido de jugadas suyas, y sus compañeros de línea, cada día más compenetrados, fueron capaces de rematar con acierto y eficacia.

Así pues con el contraste entre el mejor juego del Valencia y la dureza tenaz de los andaluces vimos claramente vencedor al club de Mestalla que sominó en el cur so del partido, sobre todo que fué más peligroso dentro del área adversaria que no lo fuera el Jaén ante la de Quique, quien apenas resultó inquietado en unas cuantas jugadas.

Un gol llegaron a marcar los jienenses cuando señalaba el tanteador dos para el Valencia pero el árbitro invalidó la jugada en el momento que la pelota traspasaba la línea a indicación de un juez de banda que señaló una falta que no nos atrevemos a calificar de inexistente, pero sí muy dudosa, gol éste que, a decir verdad, tampoco creemos hubiera cambiado la marcha del partido a juzgar por la ineficacia de le delantera del Jaén. Así pues la victoria del Valencia ha sido justa y pudo aumentarse si los palos no hubieran malogrado dos remates de Fuertes y otros de Wilkes.

Aparte del éxito personal de Wilkes, en un partido de prueba como éste, y la nueva muestra de eficacia de que hizo gala, es necesario señalar la creciente compenetración con sus compañeros de línea, especialmente con Seguí y Pla. cuyo jugador mejora por días. Buqué ha realizado una labor de brega muy meritoria, pero fué menos eficaz que otras veces. Fuertes puso voluntad, pero no acierto, por no querer someterse a la disciplina exigible a un jugador que debe actuar en el sitio para el que fue designado. El gran triunfador del partido ha sido Pasieguito, que tuvo una tarde completísima, lo mismo defendiendo que atacando, siendo por su parte un extraordinario colaborador de la delantera. Puchades bien, sin llegar a igualar a su compañero de línea y de la defensa Quique cumplió, destacando Monzó entre los cuatro.

Los del Jaén actuaron por bajo de lo que de ellos se esperaba. Muchos nervios y resistencia, pero poco juego, sobre todo su delantera, que se mostró completamente inofensiva, en especial Gutiérrez y Méndez, muy bien marcados por Pasieguito y Monzó. Cabrera estuvo más activo y peligroso, e igual actuaron los extremos. Los volantes, tesoneros e infatigables, especialmente Núñez. La defensa fuerte y dura, pero abusando de sus facultades, sobre todo José Luis, quien no podía aceptar de buen grado las fintas y los regates que le hiciera Wilkes. Cerrillo sobresalió entre los tres, y sobre todo Montes, el portero, que ha sido el mejor hombre de su equipo, no obstante los cuatro tantos imparables que le marcaron.

El árbitro montañés, García Fernández, ha tenido una actuación desigual, pecando al comenzar de indecisión y falta de energía para imponerse a medida que avanzaba el partido, Tuvo un indudable fallo al conceder penalty contra el Jaén para castigar unas manos involuntarias completamente. Ha habido una entrada casi completa, aún cuando la visita del Jaén no hubiera despertado mucho interés, pero el interés del público por admirar el juego de Wilkes es cada día mayor. Monzó, capitán del Valencia, obsequió antes de iniciarse el partido, al del Jaén Cerrillo, con un banderín como recuerdo de su visita oficial al feudo valencianista.

Los goles:
Al poco de comenzar el partido, en un golpe franco desde fuera del ára, Fuertes rebota la pelota en una mano de Cerrillo y el árbitro concede penalty en medio del asombro del público. Lo ejecuta Pasieguito, pero esta vez la pelota rebota en el travesaño y va fuera. A los 20 minutos un golpe franco contra el Jaén, Pasieguito cede a Pla, quien a su vez deja pasar la pelota a Wilkes, quien se adelanta y coloca el balón en el mismo ángulo. A los 28 minutos, Wilkes inicia un avance burlando a varios contrarios, entrega a Pla y éste cede a Seguí, quien de potente tiro logra el segundo. A los 32 minutos, Gutiérrez entrega a Cabrera, quien se adelanta y marca el gol, pero el juez de línea señala off-side y el árbitro lo anula. En el segundo tiempo, el juego decae, pero a los 35 minutos, Wilkes, en jugada enorme desde el extremo derecha, burla a varios contrarios, centra raso y a los pies de Seguí, que fusila el tercer gol. Y a los 40 minutos, Pla hace un avance muy bonito, sirve a Wilkes, quien desde fuera del área lanza un imponente chut que vale el cuarto y último gol valenciano.