Ficha de partido: 17.02.1996: Real Madrid 0 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

Real Madrid
Real Madrid
0 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Antonio Poyatos
25'
Descanso
45'
Paulo Sergio ViolaPepe Gálvez
45'
Xabier EskurzaGaizka Mendieta
57'
Freddy RincónLaudrup
61'
Sanchís
72'
Carlos ArroyoPedja Mijatovic
78'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Santiago Bernabéu
Aforo: 85.454 espectadores
Ubicación: Madrid / España 
Inauguración: 14/12/1947

Rival: Real Madrid

Records vs Real Madrid

Máximo goleador: Mundo Suárez (13 goles)
Goleador rival: Raúl (17 goles)
Mayor victoria: 6 - 0 (09.06.1999)
Mayor derrota: 0 - 6 (25.12.1932)
Más repetido: 1-2 (26 veces)

Crónica

El Real Madrid sigue regalando terreno en su esfuerzo por acercarse a los puestos que dan acceso a una plaza de la UEFA. Anoche, con un fútbol mezquino, falto de chispa y ocasiones en el área rival, lo hizo ante un enemigo directo que persigue el mismo objetivo, el Valencia. Un equipo, el de Luis Aragonés, que hace diez años que no gana en la Liga en el Bernabéu, y que si no lo hizo ayer pueden pasar otros diez sin lograrlo. La UEFA está lejos para los blancos. La Copa de Europa, el otro milagro al que se aferran, quizá mucho más tras la "exhibición" de anoche. La afición dejó el Bernabéu con indiferencia. Signo alarmante.

Fue un primer tiempo flojo. Algunas jugadas individuales notables, pero faltó electricidad en las áreas. No hizo falta esperar muchos minutos para confirmar la impaciencia con que se plantó el madridismo en el Bernabéu. Fue después de que un remate de Engonga de cabeza, sacado a córner por Buyo, helara la sangre a los blancos. La afición la tomó con Luis Enrique y por extensión con todo el jugador del Madrid que tocara el balón.

El Madrid presentó una doble línea de tres en defensa, al más puro estilo Arsenio, que no garantizó organización en la zona porque el problema es de hombres, no de sistema. Y como siempre, evidenció que el equipo tiene una dependencia casi enfermiza de las cosas de Raúl. La joven estrella vive pendiente del alimento de Laudrup, ayer apagado mientras estuvo, a veces de Redondo, o como en la mejor acción de ayer, de Hierro. Un pase interior de este último propició que Raúl enviara en semivaselina el balón al larguero. Fue lo mejor del Real Madrid en la primera mitad.

El Valencia estuvo bien parado en defensa, bullicioso y atento en el centro del campo, donde Engonga y Fernando se repartieron la faena, y tuvo en Mazinho a un motor que trabajó sin descanso. Gálvez y Mijatovic se encargaron arriba de llevar desorden a la defensa blanca, aunque el montenegrino no encontró la suerte tras robarle la cartera a Sanchís y obligar a Buyo a enviar el balón a córner antes del descanso.

En la segunda mitad, más de lo mismo. El Bernabéu siguió sumido en la esquizofrenia. Ejemplo de ello, la marcha de Laudrup con división de opiniones, o la de Mijatovic, noche examen para él ante un posible futuro blanco. Rincón, que tuvo su oportunidad, lució a ráfagas durante diez minutos. Y de nuevo Raúl, que puso a prueba a Zubizarreta en la segunda mejor ocasión blanca del partido. Quique siguió perdido, Milla no tuvo nada que recuperar. El Madrid tiró siempre al área rival desde lejos porque no hubo apoyos. El juego por banda no existió.

El mayor dominio no le sirvió de nada al Valencia, porque también se acercó de lejos a los dominios de Buyo. Cierto que gozó de mejores ocasiones, pero perdonó. Como en la más clara de Arroyo, que solo en el punto de penalty lanzó el balón a la grada. Empate que sume al Madrid en un cúmulo de interrogantes y que dejó descontento al Valencia.