Ficha de partido: 16.12.1984: Real Madrid 1 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

Real Madrid
Real Madrid
1 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Valdano
23'
SalgueroGallego
27'
Sanchís
31'
Jon GarcíaEnrique Saura
33'
PinedaSantillana
38'
Descanso
45'
Fernando GómezAdjutorio Serrat
66'
Michel
70'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Santiago Bernabéu
Aforo: 85.454 espectadores
Ubicación: Madrid / España 
Inauguración: 14/12/1947

Rival: Real Madrid

Records vs Real Madrid

Máximo goleador: Mundo Suárez (13 goles)
Goleador rival: Raúl (17 goles)
Mayor victoria: 6 - 0 (09.06.1999)
Mayor derrota: 0 - 6 (25.12.1932)
Más repetido: 1-2 (26 veces)

Crónica

Casi lleno en Chamartín, en tarde fría y con césped en irregulares condiciones. El público acogió con una ovación de gala a su equipo, tras la exhibición ante el Anderlecht, ovación que fue seguida por los propios jugadores valencianistas, quienes aplaudieron a sus rivales al comienzo del choque. Arbitró Marín López, del colegio Navarro-Riojano, que estuvo muy mal. El buen hombre se reservó las tarjetas para las navidades. Mostró únicamente dos, a Míchel y Sanchís, por juego duro, cuando en realidad se hicieron acreedores a la amonestación hombres como Cuxart, San José y, sobre todo, Fraile y Cabrera, quienes pasaron del partido para dedicarse a un duro combate de full-contact. Su falta de autoridad hizo que el partido a punto estuviera de írsele de las manos.

Goles: 1-0, minutos 24. Gran jugada de Butragueño que cae objeto de falta. Se señala la ley de la ventaja y el balón va a Santillana, quien tira raso. Sempere rechaza en corto y Valdano en posición dudosa remacha.

Tras el refrescante oasis que fue el partido contra el Anderlecht, se volvió al desierto liguero en Chamartín. El Real Madrid, con la resaca a cuestas, se vio superado por un Valencia del que se esperaba un cerrojo numantino, y que a la hora de la verdad, jugó con valentía y se hizo acreedor a un mejor resultado. En el minuto 17, Atias, agarró un trallazo impresionante, que se estrelló en el larguero, y el rechace posterior, lo falló Saura. En el minuto 44, García Pitarch, a la media vuelta, volvía a rematar al larguero. Eran los lógicos frutos de la evidente superioridad levantina. Sin embargo, y así es el fútbol, el que había marcado anteriormente era el Real Madrid.

Para culminar una tarde extraña, poco habitual en Chamartín, la defensa merengue se empeñó una y otra vez en repartir más leña de la habitual. Todo el mundo comentaba antes del encuentro, que el Valencia, tras haber presenciado las facilidades que ofreció el Anderlecht el pasado miércoles, llegaría poco menos que a la caza del tobillo ajeno. Los papeles se invirtieron, y de qué forma. Claro que Marín López no se enteró de nada y prefirió dejarse las tarjetas en casa. No era cuestión de meterse en líos.

Si en el primer periodo se había visto a un Valencia superior, si bien el Real Madrid había mantenido el tipo, tras el descanso los merengues perdieron definitivamente la brújula y los ches se avalanzaron una y otra vez sobre el marco de Miguel Ángel. Con Roberto en plan estelar, sus ocasiones se sucedieron una y otra vez. El joven centrocampista valenciano construyó los cimientos de la superioridad de su equipo, pero le faltó colocar los ladrillos para, al menos, haber conseguido el empate. Hasta cinco remates a bocajarro realizó Roberto, quien unas veces por mala suerte, y en otras por la pericia del meta Miguel Ángel, no pudo concretar su faena con la guinda del gol.

El Madrid apenas respondió en la reanudación. Un gran remate de Butragueño, sin dejar caer el balón, al que respondió Sempere con una espectacular estirada, fue su única ocasión clara. Gallego, que había empezado dirigiendo a su equipo en plan Von Karajan, debió ser retirado bien entrada la segunda parte, mientras en la punta sólo el Buitre sembraba el terror ante la segura zaga del Valencia, donde Tendillo y Arias impusieron la ley con comodidad. Santillana luchó lo indecible, pero sin suerte, y Valdano tras marcar el gol se dedicó a verlas venir. Las espectaculares acciones de Stielike no sirvieron para evitar que los peligros se cernieran de forma continua sobre la portería de un Real Madrid que se puede dar con un canto en los dientes por el 1-0, resultado que le coloca a sólo tres puntos del Barcelona.