El 27 de julio de 1971, la plantilla valencianista comenzó sus sesiones de trabajo bajo las órdenes de Alfredo Di Stefano, que contó con las altas de Miguel Ángel Adorno, interior argentino procedente del Racing de Buenos Aires, de Joaquín Sierra "Quino", delantero centro del Real Betis por el que se pagaron 18 millones de pesetas y que era una de las mayores promesas futbolísticas del momento, de Juan Antonio Morante "Lico", medio volante ilicitano del Español, que costó 5 millones de pesetas más el jugador "Poli", y del guardameta Juan Luis Meléndez, procedente del Athletic de Bilbao. El fichaje de Adorno no estuvo exento de polémica, pues la documentación que aportaba como hijo de españoles, presentaba ciertas irregularidades.

En el capítulo de bajas, abandonaron la disciplina valencianista Manuel Pesudo (al Real Betis), Vicente Jara (al Sabadell), Fernando Ansola (a la Real Sociedad) y Manuel Polinario "Poli" (al Español). La afición nunca llegó a comprender el traspaso de Ansola, por su calidad, gran rendimiento prestado al club y porque todavía le restaba un año de contrato. Pero Di Stefano fue claro: con Quino tenía suficiente.

Una intensa pretemporada con debut en la Copa de Europa
El 7 de agosto se presentó el Valencia ante su afición en un partido que le enfrentó al Colonia alemán y que finalizó con victoria valencianista por 2-1, con goles de Pep Claramunt y Cullman en propia meta. A continuación se disputó el Trofeo Costa del Sol que enfrentó al Valencia contra el Estrella Roja con una derrota por 2-1 (Adorno). Contra el Panathinaikos, dentro del mismo torneo, se volvió a perder 2-1 con gol de Pep Claramunt, en partido de consolación. El siguiente torneo fue el Trofeo Ramón de Carranza en el que el Valencia jugó contra el Peñarol de Montevideo, perdiendo 1-0. El partido de consolación se jugó ante el Atlético de Madrid en el que, pese a un calor asfixiante, ganó el Valencia 1-0, gol de Adorno. Esta temporada no se disputó el Trofeo Naranja debido a que el Valencia debía debutar en la eliminatoria previa de la Copa de Europa a mediados del mes de agosto.

Subcampeones de Liga y Copa
En el Campeonato de Liga, se decidió a ampliar a 18 equipos formándose la Liga más larga de la historia hasta aquel momento, jugándose 34 partidos. Durante las primeras 10 jornadas el Valencia fue imbatido, pero en el undécimo partido el Granada rompió la buena racha del Valencia. El Valencia quedó subcampeón de Liga. Esta temporada, por primera vez el Valencia juega la Copa de Europa derrotando en la primera eliminatoria al Luxemburgo, a continuación en la segunda eliminatoria al Hajduk Split, y por último el Valencia fue vencido en la tercera eliminatoria por el equipo húngaro Ujpest Dosza de Budapest. Y al finalizar la temporada, llegó la Copa del Generalisimo, donde el Valencia fue imbatido hasta la final que el 8 de Julio disputó contra el Atlético de Madrid ganando este por 2-1. Una vez más el equipo quedó a las puertas del triunfo.

El Valencia estrena nuevo local social
Destacar en esta temporada el traslado del domicilio del club a la Avenida de Aragón, 33, desde la Avenida José Antonio, 19. Los arquitectos Salvador y Manuel Pascual Gimeno habían encontrado un hueco en el interior del estadio Luis Casanova y colocaron allí las nuevas oficinas, que fueron inauguradas el 15 de Mayo de 1972. Las instalaciones fueron inauguradas por el presidente de la Federación Española de Fútbol, José Luis Pérez Payá, y recibió los elogios por parte de todos los asistentes y de la prensa por sus instalaciones modernas y adelantos tecnológicos, así como por su exquisito gusto en la decoración.

Vicente Peris fallece en el Luis Casanova
El 13 de Febrero de 1972, Vicente Perís Lozar, gerente del Valencia CF, fallecía en el Luis Casanova al finalizar el partido de Liga contra el Atlético de Madrid. En un momento del encuentro, el señor Peris se sintió indispuesto y bajó a la enfermería. Pero la situación se complicó y sufrió un ataque al corazón que le quitó la vida pese a los intentos frenéticos para reanimarle. Vicente Peris había fallecido a los 48 años, tras 33 años de servicio al club.


Campeonato Nacional de Liga

El aumento a 18 del de número de clubes participantes en el Campeonato Nacional de Liga 1971-1972, y por lo tanto, del número de jornadas a disputar, motivó que la competición tuviera que adelantarse al primer fin de semana de diciembre, y que una de las jornadas se celebrara el 26 de diciembre, un día después de Navidad. Esto provocó que los jugadores manifestaran su malestar, e incluso llegaran a amenazar con la huelga. Finalmente la Federación se replanteó el calendario y decidió suprimir la fecha del 26 de diciembre y añadir la del 6 de enero. Esta temporada ascendieron a primera cuatro equipos en lugar de dos: Betis, Burgos, Deportivo de la Coruña y Córdoba.

El Valencia debutó en la competición el 4 de septiembre, con el objetivo de revalidar el título conseguido en la temporada anterior. Pero el empate frente al Español (1-1) en el Luis Casanova no invitaba al optimismo, como tampoco lo hicieron las tablas registradas en Las Palmas, también a un gol. Sin embargo, tras estos dos tropiezos, el Valencia encadenó siete partidos consecutivos invicto, con cinco victorias (Atlético de Madrid y FC Barcelona incluidos), y dos valiosos empates cosechados a domicilio (frente Athletic de Bilbao y Real Madrid).

Pese a ello, las cosas se volverían a torcer ante el Granada (1-0) en la undécima jornada, y dicho traspiés no quedó en una mera anécdota, pues hasta el final de la primera vuelta los hombres de Alfredo Di Stefano encajaron dos nuevas derrotas, ante el Sevilla (2-0) y la Real Sociedad (1-0). Después de diecisiete partidos, el Valencia era segundo, empatado a 23 puntos con el Real Madrid.

Pero un mal inicio en la segunda vuelta, con tres derrotas consecutivas fuera de casa ante Español, Sporting de Gijón y Betis, cortó en seco las aspiraciones valencianistas. La clave del campeonato, sin embargo, estuvo en la amarga derrota sufrida ante el Real Madrid (1-2) en el estadio Luis Casanova, el día de San José de 1972, y con escándalo arbitral incluido. Además, las lesiones castigaron al Valencia durante el torneo, de forma que a Di Stefano le resultaba casi imposible disponer de más de catorce hombres cada jornada.

A pesar de todo, cuatro victorias consecutivas situaron al Valencia con opciones para proclamarse campeón en la última jornada, a la que llegó con una desventaja de dos puntos. Para que el título llegara a Valencia, se debían cumplir dos circunstancias: que el Real Madrid perdiera contra un Sevilla que se jugaba el descenso en el Santiago Bernabéu, y que el Valencia ganara a la Real Sociedad en el Luis Casanova. El conjunto valencianista cumplió con su cometido (2-1), pero los madridistas golearon a la escuadra hispalense (4-1) y la Liga viajó hasta la capital de España.

Sin lugar a dudas, el partido que enfrentó a Valencia y Real Madrid el 19 de marzo terminó decidiendo el título a favor del Real Madrid. El conjunto blanco partía con una ventaja de cinco puntos, motivo por el cual una derrota valencianista suponía un adiós casi definitivo al título de Liga. La lluvia hizo acto de presencia durante varias fases del encuentro, circunstancia que no evitó que el coliseo valencianista se llenase hasta la bandera. Pero el protagonista del choque fue, lamentablemente, el colegiado Sánchez Ibáñez, que dio una lección magistral de arbitraje anticasero. El Real Madrid ganó 1-2 y se situó con siete puntos de diferencia, aunque un irregular tramo final de Liga estuvo a punto de costarle el título, pues el Valencia consiguió situarse, finalmente, a tan sólo dos puntos.

El Valencia CF consiguió esta temporada 53 goles a favor: Quino (12 goles), Valdez (8 goles), Pep Claramunt y Forment (7 goles), J. Martínez, E. Claramunt y Adorno (4 goles), Sergio (3 goles), Sol y Antón (2 goles), Aníbal, y Lico (1 gol).


Copa del Generalísimo

La Copa del Generalísimo arrancó el 24 de octubre de 1971, con la celebración de la primera y la segunda ronda, en la que participaban los 71 equipos de la Tercera División. En la tercera fase, se incorporaron los 18 representantes de Segunda División, que se enfrentaron a los supervivientes de las fases anteriores. La cuarta eliminatoria se celebró entre el 19 de enero y el 2 de febrero de 1972, y en ella participaron los equipos de Primera División clasificados entre el noveno y el decimocuarto puesto.

El Valencia, como campeón de Liga la temporada anterior, entró en la competición directamente en los octavos de final y debutó en Los Cármenes, el 3 de junio, en un partido durísimo partido contra el Granada CF, especialmente por parte del jugador granadino Aguirre Suárez, que lesionó a Quino y a Fuertes, que concluyó con un triunfo mínimo por 0-1, con gol precisamente de Fuertes en el minuto 66.

Una semana más tarde, Valencia y Granada firmaron tablas (2-2) en el partido de vuelta, resultado que clasificó a la escuadra valenciana para los cuartos de final. Abrió el marcador a los cinco minutos el Granada, pero Quino, a centro de Aníbal, sólo tardó otros cinco minutos para igualar la contienda. Adornó, en la segunda parte, marcó el 2-1 tras driblar a la defensa rival, pero el Granada volvió a empatar a cuatro minutos del final. El partido se presumía muy caliente, pero el árbitro, Ortíz de Mendíbil, expulsó a las primeras de cambio al no menos bronco Fernández, cortando así el juego duro. En este partido cayó lesionado Pep Claramunt.

El Celta de Vigo fue el siguiente escollo del Valencia en la Copa. En el estadio Luis Casanova, el 17 de junio, un único tanto de Valdez en la segunda parte, al transformar un riguroso penalty cometido por el defensa Hidalgo, otorgó una mínima victoria a los valencianistas, que fueron silbados por su afición durante varias fases del partido. En Balaídos, una semana más tarde, volvió a ganar el Valencia por la mínima gracias a un gol de adorno en el minuto 30.Fueron dos cortos resultados, pero suficientes para que el Valencia pasara a la semifinal.

Con la polémica resolución del Campeonato Nacional de Liga todavía presente, Valencia y Real Madrid volvieron a verse las caras en la competición de Copa. El primer partido en el Luis Casanova, el 30 de Junio, causó verdadera expectación por la afición valenciana, que a la vez estaba nerviosa, ya que en el partido contra el Real Madrid en liga, el arbitraje perjudicó gravemente al Valencia. Pero esta vez el arbitraje fue bueno y los dos equipos se enfrentaron en un gran partido de poder a poder. El Valencia jugaba sin Claramunt, lesionado en el partido ante el Granada. Aun así, el Valencia logró imponerse por 1-0, con un gol de Valdez en el minuto 28, tras fallo de Grosso en la entrega del balón a un compañero. El guardameta Cota sufrió una lesión, y fue sustituido por Meléndez.

El marcador se quedaba corto para afrontar el partido de vuelta en el Bernabéu, pero el Valencia fue a por todas, y lo consiguió. El 4 de julio, en el Santiago Bernabéu, reapareció Claramunt. El Valencia defendió con uñas y dientes su portería, y contragolpeaba con peligro, haciendo que el Real Madrid no fuera claro dominador del encuentro. Esta forma de jugar consiguió que el partido terminara con empate a cero goles, con lo cual, el Valencia, por tercera vez consecutiva, volvía a disputar la final de Copa, la decimosegunda en toda su historia.

La final se jugó el 8 de julio de 1972, bajo un ambiente climatológicamente agradable y con el estadio a rebosar (más de 20.000 aficionados valencianistas se desplazaron hasta la capital de España). El partido se disputó en el Santiago Bernabéu y el rival era el Atlético de Madrid. El Valencia formó a: Meléndez, Vidagany, Barrachina, Jesús Martínez, Antón, Sol, Sergio (Claramunt), Lico, Quino, Adorno y Valdez. En el primer tiempo se adelantó el Atlético de Madrid con un gol de Salcedo que ponía el 1-0 en el marcador. Pero poco después empató Valdez para el Valencia. Inmediatamente, y a un minuto del descanso, Adorno estrelló un balón al larguero, que había rematado de cabeza.

En la segunda parte salió al terreno de juego el medio convaleciente Claramunt, sustituyendo a Sergio. El Valencia tuvo ocasiones de adelantarse en el marcador, pero el Atlético estaba jugando mejor. Claramunt no estaba en muy buena forma, después de la lesión que le apartó de casi toda la competición copera. Finalmente Gárate estableció el definitivo gol que puso el 2-1 en el marcador. A partir de este gol encajado, el Valencia se desmoralizó, afloraron los nervios y los jugadores se mostraron imprecisos, sin manifestar ningún poder de reacción. Aún así, Claramunt estuvo a punto de cazar un balón en el área pequeña al que no llegó por muy poco. Pero la igualada no se produjo, y el Valencia volvió a perder su tercera final de forma consecutiva, como ya sucediera entre 1944 y 1946, con el consiguiente desencanto entre futbolistas, directivos y aficionados.

Copa de Europa

El sorteo deparó para la ronda previa un rival de escasa entidad deportiva, el Unión Sportive Luxembourg. Las fechas en que se debía disputar la eliminatoria, 19 y 24 de agosto, obligaron al club a anular el Trofeo Naranja. El día 19 de agosto, el Estadio Luis Casanova acogió el primer partido del Valencia en Copa de Europa en plena pretemporada. Los jugadores valencianistas saltaron dormidos al terreno de juego, y pagaron su exceso de confianza al encajar un gol en el minuto 15. Poco a poco, los hombres de Di Stefano se fueron entonando, y Forment, Claramunt y Valdez dejaron el marcador en un 3-1 definitivo, que permitía afrontar la vuelta con cierta tranquilidad. También se impuso el Valencia en el segundo partido jugado el 24 de Agosto en el Achille Hamerel de Luxemburgo. El partido acabó con un 1-0, gol de Forment.

El Hadjuk Split yugoslavo fue el peligroso rival al que se hubo de enfrentar el Valencia en los dieciseisavos de final. En el Luis Casanova, el 15 de septiembre, la escuadra balcánica cuajó una excelente labor defensiva, ayudada en buena medida por un juego valencianista carente de ideas que se tradujo en un único gol que, para colmo, fue injustamente anulado por el colegiado irlandés, Señor Carpenter. El empate a cero final dejaba abierta la eliminatoria, que se decidiría en Yugoslavia.

En Split, la actitud de los futbolistas valencianos fue totalmente diferente a la mostrada en el Luis Casanova. Pese a todo, el combinado balcánico se adelantó en el minuto 14, a causa de un desafortunado autogol de Antón. Pero el equipo no bajó los brazos y luchó lo indecible para anotar el gol del empate, que, además, suponía su clasificación automática debido al valor doble de los goles marcados en campo contrario. Éste llegó en el minuto 56, por medio de un soberbio disparo de Pep Claramunt, que se coló por la escuadra de la portería rival.

Con el 1-1 se llegó al final del partido. El Valencia había alcanzado su objetivo, aunque su salida del estadio municipal de Split no pudo ser más accidentada. En el túnel de vestuarios se produjeron agresiones mútuas entre futbolistas de ambos equipos, que concluyeron con una lamentable tangana de la que Aníbal salió con una rotura muscular, y Di Stefano con una contusión a consecuencia de una patada. Afortunadamente, jugadores y técnicos valencianistas alcanzaron el vestuario, aunque lo peor estaba por llegar. La hinchada local esperó a la expedición valencianista en los aledaños del estadio, y la despidió con una violenta lluvia de piedras que impactaron contra los cristales del autobús valencianista.

El Ujpest Dosza de Budapest fue el siguiente contrincante del Valencia. El 20 de Octubre se enfrentaron ambos equipos en el Luis Casanova con victoria visitante por 0-1, a causa de un fallo del guardameta Meléndez, aunque el público reconoció con una ovación el juego y el esfuerzo del equipo. Los jugadores valencianistas pusieron más corazón que fútbol, y la derrota dejaba la eliminatoria prácticamente imposible para el equipo che.

Sin embargo, el Valencia completó en Hungría una actuación más que notable que hubiera alcanzado el grado de sobresaliente si un gran disparo de Antón no se hubiera estrellado en la madera de la portería rival en la primera mitad. En la segunda, dos goles consecutivos anotados por los hermanos Dunai en los minutos 51 y 53, confirmaron la superioridad de la escuadra centroeuropea. El gol de Valdez tres minutos después sólo pudo crear cierta incertidumbre entre las huestes magiares, que recularon hasta meterse en su área para evitar más sobresaltos. De este modo, el Valencia se despedía de su primera aparición en la Copa de Europa con una actuación más que correcta.

Plantilla de la temporada 1971-1972

Presidente Julio de Miguel
Entrenador Alfredo Di Stéfano
Porteros Abelardo, Cota, Meléndez
Defensas Aníbal, Antón, Barrachina, Jesús Martínez, Sol, Tatono, Vidagany
Medios Claramunt, Lico, Paquito
Delanteros Adorno, Claramunt II, Forment, FuertesPellicerQuino, SergioUriarte, Valdez

0
0
0
s2sdefault