Ficha de partido: 30.08.2003: Valencia CF 1 - 1 Real Valladolid

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 1
Real Valladolid
Real Valladolid

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Sousa
24'
Jorge López
30'
Ricardo OliveiraPenalty fallado
30'
Chema
39'
Descanso
45'
David Albelda
50'
JonathanSousa
54'
Makukula
57'
Caminero
58'
Fabián CanobbioJavier Garrido
63'
OscarMakukula
70'
Pablo AimarAsist: Rubén Baraja
72'
Miguel Ángel MistaVicente Rodríguez
74'
CiricJesús
76'
Momo SissokoCarlos Marchena
76'
Momo Sissoko
85'
Bizarri
86'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia (Valencia) 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Valladolid

Records vs Real Valladolid

Máximo goleador: Fernando Gómez (9 goles)
Goleador rival: Benjamín (4 goles)
Mayor victoria: 6 - 0 (02.05.1948)
Mayor derrota: 0 - 4 (30.09.1956)
Más repetido: 1-1 (13 veces)

Crónica

Pablo Aimar, en una actuación individual destacada, dio un punto al Valencia ante el Valladolid, que fue de más a menos y que tuvo en su guardameta Bizarri a su jugador más destacado, ya que además de realizar paradas de mucho mérito, detuvo un penalti lanzado por Oliveira en el primer periodo.

El Valladolid, un especialista en dar disgustos a la afición de Valencia en los últimos años, formó con un 4-5-1 y mostró mucha claridad en sus ideas durante el primer periodo, pero en el segundo fue a menos y apenas salió de su área, mientras que el Valencia, que revolucionó el planteamiento en numerosas ocasiones, no tuvo fuerza suficiente al final como para remontar el partido. La primera parte tuvo un antes y un después del tanto de Sousa, que cambió radicalmente el desarrollo del juego. Hasta el gol, ambos equipos habían disputado un encuentro muy táctico, con las posiciones muy definidas, casi ningún riesgo, posesiones largas de balón y muy pocas opciones de cara a puerta.

Los dos equipos se mostraban muy bien posicionados sobre el terreno de juego y las fuerzas estaban niveladas, lo que hablaba mejor de las maneras del equipo castellano que de las de un Valencia que debía llevar la iniciativa. El gol, logrado en una acción aislada, descompuso totalmente a un débil Valencia, que seis minutos después desperdició un penalti. Bizarri realizó una gran parada en el disparo del debutante Oliveira, en un lanzamiento que reflejó la falta de confianza que existe en el equipo valencianista.

El encuentro, por tanto, llegó al descanso con un Valencia volcado sobre la meta del rival, pero sin ideas para abrir la ordenada defensa de un Valladolid, que apenas tenía problema para desbaratar los ingenuos centros del equipo local. El Valencia mejoró en su juego tras el descanso, aunque lo hizo más a base de encerrar al Valladolid en su área que de demostrar claridad en sus ideas ofensivas.

En cualquier caso, era muy difícil elaborar fútbol, ya que el conjunto vallisoletano renunció completamente al ataque, metió a un central, Jonathan, en lugar del goleador Sousa y optó por hacer un fútbol ultradefensivo, a la espera de que al Valencia no le sonara la flauta o de que un contragolpe reventara el partido. Sonó, aunque no por casualidad, ya que el enésimo disparo de los valencianistas, Bizarri, que estuvo perfecto a lo largo de todo el encuentro, no pudo evitar el gol de la igualada.

El Valencia y su afición entraron en el partido, que tras los cambios nada tenía que ver con el encuentro ordenado y poco intenso que se vivió en el primer tiempo: había llegado la emoción a Mestalla. Al final, la revolución no propició la victoria local, el Valencia demostró que tiene muchas carencias y al Valladolid le faltó creerse que podía ganar el partido.