Ficha de partido: 10.01.2007: Getafe CF 1 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

Getafe CF
Getafe CF
1 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Paunovic
1'
Casquero
16'
Curro Torres
42'
Descanso
45'
David VillaFernando Morientes
57'
Rubén BarajaHugo Viana
63'
Luis García
68'
AlbertoNacho
70'
AlbínCasquero
70'
Carlos MarchenaDavid Albelda
74'
Manu del MoralMaris
77'
David SilvaAsist: David Villa
91'
Final del partido
92'

Estadio



Nombre: Alfonso Pérez
Aforo: 17.393 espectadores
Ubicación: Getafe (Madrid) 
Inauguración: 30/08/1998

Rival: Getafe CF

Records vs Getafe CF

Máximo goleador: David Villa (7 goles)
Goleador rival: Manu (4 goles)
Mayor victoria: 3 - 0 (22.09.2014)
Mayor derrota: 0 - 3 (11.02.2007)
Más repetido: 3-1 (4 veces)

Crónica

Silva salvó los muebles. Su gol, en el último minuto, maquilla un juego decepcionante del Valencia en Getafe, pero, sobre todo, sirve para que el equipo siga vivo en la Copa y con claras posibilidades de acceder a los cuartos. El empate a uno en el Coliseum Alfonso Pérez, dentro del desencanto por el fútbol desarrollado, abre una luz de esperanza. Por lo demás, tocó la de arena en Getafe. Todo se torció antes del partido: mucho frío, apagones, retraso, errores graves y la falta de concentración se pagó de inmediato. Inicio y gol de los locales.

Lo más triste es que con todo el partido por delante, Quique reaccionara tarde y sus jugadores ni siquiera eso. Getafe sigue siendo plaza nefasta para un Valencia que acumulaba dos derrotas en las dos visitas anteriores. El de ayer fue otro triste episodio, aunque Silva lo arregló. Dio la impresión de que los apagones previos al inicio habían afectado de manera importante a los jugadores valencianistas. Salieron al campo sin el mínimo rayo de luz que iluminara sus mentes, lo que hizo que pasaran el primer tiempo deambulando como almas en pena, incapaces de hilvanar una jugada.

El desconcierto fue general en las filas de un Quique que sorprendió también con la alineación inicial y la demarcación de algunos de sus jugadores. Por si faltaba algo, Butelle se sumó a la fiesta nada más arrancar el encuentro. En los dos primeros minutos hizo una salida del área alocada y, de inmediato, se tragó el balón para permitir a Paunovic que abriera el marcador. El Valencia sin Baraja es otro. Ausente el vallisoletano no hay dirección y el balón vuela desde la defensa hasta la delantera y la ventaja es para los zagueros rivales. No hubo nadie capaz de desplazar el esférico con sentido. No es la misión de Albelda, y Hugo Viana todavía no está en condiciones de hacerlo.

Si a ello unimos la extraña ubicación de Angulo, perdido en la izquierda, y que Joaquín no entró nunca por la derecha, se entiende que a Morientes no le llegara un balón en condiciones. Quique mandó al asturiano a la izquierda para jugar con Silva como segundo punta, en labores de enlace, buscando mayor llegada y, aunque el pequeño canario lo intentó siempre con sentido, casi nunca le salió lo que buscaba.

El Valencia estuvo tan dormido como se vio en una falta, minuto 19, que su rival sacó rápidamente, con picardía, y que pudo suponer el segundo gol. Butelle se redimió del error anterior, despejando el duro disparo de Cortés. Y es que el Valencia del primer acto se fue diluyendo en la más absoluta vulgaridad. Los de Quique, tan perdidos como gélidos ante la baja temperatura, no aportaron nada en esta fase. El Getafe jugó a placer y por momentos bailó a su rival, con los pocos aficionados presentes coreando olés al más puro estilo taurino. El descanso, sin duda, lo agradeció el triste Valencia, cuya única acción digna de mención fue un remate suave y cruzado de Morientes, pero el balón se marchó fuera junto al poste izquierdo del portal madrileño.

Se imponía con urgencia alguna rectificación en el descanso y el inicio del segundo periodo las mostró. Angulo pasó al centro para hacer pareja con Morientes; Silva, a la izquierda, y Marchena, Baraja y Villa a calentar en la banda. No hacía falta ser muy listos para analizar lo sucedido en la primera mitad y cambiar al menos lo más básico. Sin embargo, como la zona de creación continuaba huérfana de un director, todo continuó igual. El Getafe siguió mandando, teniendo el balón, forzando la máquina y un córner tras otro, por fortuna para el Valencia sin que sacara provecho de su mayor dominio y llegada.

Alexis, central local al que pretende el conjunto de Mestalla, no tuvo problemas para mantener a raya a Morientes, al que enseguida reemplazó Villa. La dupla atacante valencianista quedaba ahora para dos asturianos. Pero faltaba quien tomara la batuta y siete minutos más tarde entró Baraja para tomarla en sus manos. Como se preveía, cambió la decoración, aunque no tuvo reflejo en el marcador hasta el último suspiro. El Valencia dispuso de alguna buena acción para igualar el choque. La mejor la tuvo Angulo, pero desde cerca y sin oposición mandó el balón por encima del larguero de manera incomprensible. No tuvo su noche. Pero David Silva, con un golazo, impidió la derrota. Mestalla decidirá.