Ficha de partido: 11.02.2007: Getafe CF 3 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

Getafe CF
Getafe CF
3 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Celestini
26'
Descanso
45'
Mario Cotelo
46'
Güiza
56'
Hugo VianaDavid Albelda
65'
Raúl Albiol
65'
Hugo Viana
70'
Casquero
72'
AlbertoManu
75'
Nacho
78'
Jorge LópezDavid Silva
80'
Javi GuerraMiguel Ángel Angulo
82'
PachónGüiza
82'
LichtNacho
88'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Alfonso Pérez
Aforo: 17.393 espectadores
Ubicación: Getafe (Madrid) 
Inauguración: 30/08/1998

Rival: Getafe CF

Records vs Getafe CF

Máximo goleador: David Villa (7 goles)
Goleador rival: Manu (4 goles)
Más partidos: Dani Parejo (14 partidos)
Mayor victoria: 3 - 0 (22.09.2014)
Mayor derrota: 0 - 3 (11.02.2007)
Más repetido: 3-1 (4 veces)

Crónica

El Valencia sufrió un duro revés. Perdió con estrépito en Getafe (3-0), con goles de Cotelo, Güiza y Nacho, y pierde una posición en la clasificación. El Real Madrid, tras su victoria en San Sebastián, ha dejado a los blanquinegros en la cuarta posición. El conjunto de Schuster se ha convertido en la bestia negra de los valencianistas, ya que los apeó de la Copa del Rey. La próxima jornada será clave en el futuro del Valencia , al enfrentarse el domingo (19 horas) al Barcelona, actual líder liguero. No hay manera. Getafe sigue siendo tierra maldita para el Valencia. El equipo de Quique volvió a encontrarse con su bestia negra. Por más conocida que es, no hay manera de meterle mano. Las bajas iniciales de Vicente y Villa, a las que se sumó después la de Ayala, se notaron en exceso. Con esta derrota, el Valencia pierde una posición. Es cuarto, superado por el Real Madrid.

Sin embargo, no puede ser excusa ni justificación al mal juego del equipo de Quique, que se dedicó a verlas venir durante demasiado tiempo. Cuando quiso reaccionar ya era tarde y, para más inri, falló en el remate. El Getafe volvió a darle una lección en todos los sentidos: táctica, estratégica y también de pundonor y ganas de vencer. El Getafe salió a lo suyo. Ordenadito y empleando sus armas. Tácticamente, como se le conoce. Sin cambio alguno en busca de absurdas sorpresas que, a estas alturas, sirven de poco.

Pues con todo y con eso, sabiendo Quique todo del rival, los valencianistas fueron incapaces de impedir que el Getafe campara a sus anchas. Casquero empujaba desde la medular, Cotelo entraba por banda derecha y Nacho por la opuesta. Bien escoltados atrás, lo que permitía la incorporación de los laterales, los locales apretaron de firme desde el inicio.

A ello se unía la movilidad de Manu del Moral entre líneas y las basculaciones de Güiza, que no tenía problemas para caer a banda, sobre todo la derecha. El Valencia, con el sitio perdido en muchos de sus jugadores, empezó a sufrir. Un centro tras otro a su área y apuros en defensa. Hubo remates de Güiza, dos, y otro de Casquero, obligando a intervenir a Cañizares. Varios córners consecutivos y hasta se reclamó un penalti a Nacho. El Getafe, a tope, y el Valencia, dormido.

Media hora necesitaron los de Quique para salir de su letargo. Y cuando lo hicieron, siempre a la contra, fue con mucho peligro. Silva remató al poste, aunque la jugada había quedado invalidada. Un minuto después, en el 31, Morientes sirvió a Joaquín, al que dejó solo ante Abbondanzieri. El andaluz no supo resolver el mano a mano con el meta y, con todo a favor, envió el balón fuera, junto a un poste. En el siguiente arreón local, un centro de Casquero desde la derecha llevó el cuero al larguero del portal de Cañizares y la respuesta valencianista, inmediata, la dio Angulo. El asturiano cruzó por bajo con mucha intención, pero el balón salió desviado pegadito al poste derecho de la meta del Getafe.

Curiosamente, el Valencia, haciendo el mínimo gasto, disfrutó de las mejores oportunidades de gol. Lástima la falta de acierto en el remate final e incomprensible la actitud empleada desde el comienzo del encuentro, desperdiciando muchos minutos hasta que se decidió a tener el balón en su poder, a moverlo y a salir con decisión hacia adelante. Fue entonces cuando salieron de la cueva Miguel y Moretti. El capitán Albelda enlazó más con Angulo y Silva, lo que ayudó a crear mayores conexiones que sirvieron para meter más en el juego a Joaquín y Morientes.

Fueron poco más de diez minutos de decisión y sincronización que hubieran bastado para poner el partido del lado valencianista y quién sabe si haberlo sentenciado antes del descanso. En el pecado tuvo el Valencia su penitencia. Sus jugadores, por enésima vez, salieron dormidos, ausentes, para iniciar un periodo de juego. No escarmientan. Y lo pagaron caro.

Una pérdida de balón tras el saque desde el centro del campo para empezar la segunda mitad permitió a Güiza servir a la derecha para Cotelo, el mejor jugador del partido, que fusiló a Cañizares. La afrenta no quedó ahí. El Getafe continuó a su aire, superando en todos los terrenos a su oponente y haciendo las delicias de una afición que enloqueció cuando Güiza hizo el segundo. Hubo olés y hasta la ola en las gradas. El máximo goleador de los locales, que ya suma siete, sigue en su línea.

Lo más triste fue la sensación que quedaba sobre el terreno de juego de que el partido, con el dos a cero, estaba sentenciado. Porque el Valencia se fue en busca de Abbondanzieri, pero fue más a golpes de genio que jugando al fútbol. Y porque el Getafe, con todo hecho, sólo tenía que aguantar, estar juntito y dejar correr el reloj. Por eso los achuchones valencianistas, con opciones de marcar para Hugo Viana y Navarro quedaron en nada. Y cuando Moretti se disponía a celebrar el gol, apareció el portero local para marcarse la intervención de la tarde con una estirada que impidió que el balón llegara a la red. El tercer tanto, del ex levantinista Nacho, cerró una derrota valencianista para analizar.