Ficha de partido: 05.11.2009: Slavia de Praga 2 - 2 Valencia CF

Ficha de partido

Slavia de Praga
Slavia de Praga
2 - 2
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Joaquín Sánchez (Pen.)
21'
VaniakRomanovs
29'
Descanso
45'
JandaNaumov
45'
Senkerik
45'
Hedwiges Maduro
47'
Senkerik
48'
Pablo HernándezDavid Silva
57'
Pablo Hernández
60'
Jérémy Mathieu
62'
Jordi AlbaJuan Mata
65'
Trapp
69'
Asier Del HornoJérémy Mathieu
70'
Janda
79'
Grajciar
82'
Asier Del Horno
83'
Grajciar
83'
Rubén Baraja
87'
SmicerGrajciar
87'
Rubén Baraja
90'
Smicer
90'
Final del partido
91'

Estadio



Nombre: Evzena Rosickeho
Aforo: 19.032 espectadores
Ubicación: Praga (Praga) 
Inauguración: 1935

Rival: Slavia de Praga

Records vs Slavia de Praga

Máximo goleador: Joaquín Sánchez (1 goles)
Goleador rival: Janda (1 goles)
Mayor victoria: 1 - 0 (15.10.1996)
"Mayor derrota: Ninguna
Más repetido: 0-0 (1 veces)

Crónica

La victoria más plácida del Valencia en lo que va de temporada se truncó de la forma más dura e inexplicable posible. Los hombres de Emery ganaban por 0-2 a falta de diez minutos, contaban con un hombre más sobre el terreno de juego y acumulaban ocasiones para certificar la goleada, pero en un abrir y cerrar de ojos se produjo el diluvio universal.

Ha lugar a todo tipo de conjeturas, pero la realidad es solo una, que el fútbol es impredecible y que un equipo, en este caso el Slavia de Praga, no tiene que buscar ni merecer el resultado deseado para que éste llegue de la manera más rocambolesca.

Fueron dos minutos de desconcierto, apenas 120 segundos, los suficientes para que el conjunto checo pasase de la resignación más absoluta a apretar los dientes y defender un empate en el que no creía ni el más optimista de sus aficionados.

El Valencia, con numerosas novedades en su once, salió decidido a por el partido ante un equipo timorato que asumió su inferioridad técnica con una anuencia pasmosa. Tal es así que no tardaron en llegar las primeras ocasiones del conjunto ché. La movilidad de Mata y la bota de seda de Marchena, que se agigantaba con cada pase, ponían en un tris a la dubitativa zaga checa.

Hasta que el centrocampista sevillano conectó con Mata y éste fue derribado sin remisión dentro del área cuando se disponía a 'fusilar' a Romanovs. Penalti y tarjeta roja al limbo que el colegiado perdió por el camino. Joaquín se encargó de transformar la pena máxima.

Apenas tres minutos después, taconazo de lujo de Marchena y Mata que marca en posisión legal, pero el árbitro noruego Svein Oddvar Moen anula el tanto atendiendo al banderín levantado de su asistente. Por mor del buen hacer de este señor, se pasaba del 0-2 con un hombre más a un 0-1 inquietante, aunque el Slavia apenas llegaba a las inmediaciones de Moyá.

Esto debió molestar bastante a los hombres de Emery, que se pusieron manos a la obra para sentenciar la contienda nada más comenzar la segunda mitad. Maduro controla un rechace de la zaga del Slavia y conecta un trallazo que sorprende a Vaniak, que había sustituido al lesionado Romanovs.

Un minuto después, el conjunto checo se quedaba con diez por la expulsión de Senkerik, que andaba pasado de revoluciones tras una tángana con Zigic cuando el colegiado acababa de decretar el descanso.

El partido estaba acabado. Lo sabía Emery, lo sabía Jarolim, técnico del Slavia, y lo sabía el animoso público del equipo checo. Así pasaron 30 minutos sin apenas incidencias.

El Valencia, casi por inercia, rozó el 0-3 en un par de oportunidades muy claras, pero Pablo Hernández cruzó en exceso su disparo tras un gran pase de Marchena y Baraja cabeceó al larguero un centro de Bruno. Pero bueno, tampoco era como para preocuparse...

Hasta que Janda superó a Maduro en un córner y cabeceó a las mallas el primer tanto checo. De repente, todos los protagonistas cayeron en la cuenta de que se estaba disputando un partido y que éste no se había acabado.

Así, sin solución de continuidad llegó el gol del empate. Hlousek que penetra por la banda izquierda y se planta frente a Moyá, pero éste repele su disparo, con tan mala suerte que el balón le llega a Grajciar, el mejor del Slavia, que establece la equidad en el electrónico con un remate cruzado desde el punto de penalti. De locos.

Aún hubo tiempo para un último arreón ché, pero la suerte estaba echada. Para colmo, Baraja vio la roja en el minuto 94 y se suma a David Villa como ausencias destacadas frente al Lille en la quinta jornada. Quedan partidos y tiempo para enderezar el rumbo, pero la ocasión la pintaban calva y el patinazo es de los que hacen daño. Veremos.