Ficha de partido: 18.03.2010: Werder Bremen 4 - 4 Valencia CF

Ficha de partido

Werder Bremen
Werder Bremen
4 - 4
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
David Villa
2'
Juan Mata
15'
AlmeidaBorowski
22'
Almeida
25'
Frings
26'
David Villa
44'
Descanso
45'
Jordi AlbaBruno Saltor
45'
Joaquín Sánchez
55'
Jordi Alba
55'
Manuel FernandesJoaquín Sánchez
55'
Marin
61'
David Villa
65'
Miguel Brito
65'
Míchel HerreroCarlos Marchena
65'
RosenbergFritz
80'
Juan Mata
81'
Pizarro
84'
Rosenberg
87'
Rubén Baraja
92'
Final del partido
93'

Estadio



Nombre: Weserstadion
Aforo: 42.500 espectadores
Ubicación: Bremen / Alemania 
Inauguración: 1947

Rival: Werder Bremen

Records vs Werder Bremen

Máximo goleador: David Villa (3 goles)
Goleador rival: Almeida (2 goles)
Mayor victoria: 5 - 0 (01.08.1959)
Mayor derrota: 0 - 2 (07.12.2004)
Más repetido: 0-0 (2 veces)

Crónica

El Valencia ha conseguido llevarse un partido frenético en Alemania, merced a un memorable hat trick de David Villa, que colaboró activamente en el 4-4 final.

Gracias a la pegada de Villa y a que el Werder Bremen perdonó sus incontables ocasiones, el Valencia se mantiene vivo en Europa, pero el equipo 'che' ofreció muy malas señales en un partido loco y se arriesgó a quedar eliminado después de ir 0-2 al cuarto de hora y 1-3 antes del descanso. Hubiera sido imperdonable para Unai Emery y los suyos la despedida continental por ser incapaces de mantener sendas ventajas, por mucho que el Werder sea un rival que no se rinde nunca y no deje de llegar a la portería contraria.

En su estadio, además de marcar cuatro goles, los alemanes crearon más de una docena de ocasiones, pero tuvieron que rendirse por su falta de puntería, por la efectividad del ataque visitante, y por un gran César. Fue el portero extremeño quien evitó la remontada del Werder sólo tres minutos antes de que el hat trick de Villa sellase, después de otras tres asistencias de Silva, la continuidad del Valencia. Silva y Villa fueron los salvadores de este equipo que se tambaleó en Alemania con una defensa que dio pena y que no dejó de sufrir hasta el final por su falta de temple y consistencia.

Fue un partido espectacular, increíble para el aficionado, pero para haber crucificado al Valencia después de haberlo tenido todo de cara para haber vivido un partido plácido. Se ganó por méritos propios acabar con agonía un partido en el que nunca tuvo el control, porque no tuvo el balón, ni supo si jugar a atacar o a defender cuando tenía el choque encarrilado. Lo primero lo hizo genial, con una eficacia asombrosa, exagerada para sus méritos, pero atrás fue un coladero constante y permitió que el ofensivo Werder, que nunca se pone nervioso, acariciase seguir en la Liga Europa.

El Valencia, pese a estar muy mermado por las bajas, permitió que el choque de vuelta se convirtiese en un increíble toma y daca, en un intercambio de golpes, en un escenario en el que no dejaron de verse enormes espacios y en el que pareció que ambos equipos se habían apostado quién era capaz de defender peor.

Después de haber sido capaz de superar el 1-1 de Mestalla con dos tempraneros goles, parece imposible dejarse empatar a cuatro, terminar achicando balones en tu área y rezar por el final. El batacazo 'che' se habría producido si el subcampeón de la UEFA no hubiese perdonado tantísimo. Al final fue un milagro su supervivencia.

Con las delanteras cambiadas, el Werder habría propinado una paliza de escándalo al Valencia. Regresó Villa para ser de nuevo titular tras perderse el partido del Camp Nou y se revalorizó aún más como killer. Sus goles y la visión de juego de Silva lograron sentenciar al Werder, pero el Valencia no tiene motivos para presumir después de haber estado en el alambre. Al borde de un fracaso que hubiera sido histórico, y letal para Emery.