Alfredo Di Stefano observa con preocupación el inevitable hundimiento del equipo El Valencia se encontraba en una situación ruinosa. Peor no se podía estar, la deuda del club ascendía a más de 1.740 millones de pesetas y el equipo llevaba varias temporadas merodeando los puestos de descenso. El 30 de Septiembre se celebró la junta general del Valencia y se presentó un presupuesto para la presente campaña de 669 millones de pesetas, que fue aprobado, aún siendo votado en contra por algunos de los miembros de la directiva: Romero, Orihuela, Grau, y Aguilar. Todos ellos presentaron su dimisión.

Una plantilla sin lujos
En el banquillo, Oscar Rubén Valdez, un hombre de la casa, sustituyó a Roberto Gil, ya que el club no se podía permitir muchos lujos debido a su precaria situación. En el capítulo de bajas, el Valencia prescindió de los servicios de Jesús García Pitarch, Vicente Palonés, Jon García, Salvador Ribes, Adjutorio Serrat y el ya mítico Enrique Saura, que tuvo un partido homenaje de despedida. En el apartado de altas, se formalizó la contratación del jugador del Málaga Paco Muñoz Pérez, del jugador procedente de Holanda Manuel Sánchez Torres, el cual se contrató como una estrella y fracasó consiguiendo tan sólo un gol en liga, y los mestallistas Fernando Giner y Emilio Fenoll, quienes dieron un muy buen resultado. También regresó el canterano Voro, que se había ganado al público de Tenerife durante su cesión y se abrió un hueco en la vuelta.

Una pretemporada descafeinada
El Valencia no estaba para grandes dispendios, y la pretemporada fue relativamente suave. Se jugaron dos amistosos contra equipos de la provincia, derrotando al Burjassot (0-6) y al Olímpic de Xàtiva (1-3). Además, el equipo realizó un stage de pretemporada en Tenerife, donde disputó tres encuentros amistosos contra el Güimar (1-5), Realejos (1-5) y tenerife, a quien derrotó en los lanzamientos de penalti en la final del XV Trofeo Teide.

Este año se disputó el Trofeo Naranja a un solo partido contra el Boca Juniors. El equipo argentino ganó por un contundente 2-4, aunque el Valencia se adelantó en dos ocasiones con goles de Sixto y Cabrera. El equipo cerró la pretemporada con un empate sin goles frente al Peñarol de Montevideo en el Luis Casanova, en un partido que sirvió como homenaje a Enrique Saura, quien aceptó con resignación su marcha del Valencia para firmar con el Castellón por tres temporadas.

El Valencia desciende a Segunda
La ruinosa situación económica del club arrastró tras de sí al equipo, que llevaba varias temporadas luchando por mantenerse en primera, y esta vez no pudo esquivar el descenso tras completar una nefasta campaña. Esta vez no hubo milagro, como en 1983, donde un gol de Tendillo al Real Madrid, que privaba a este del título, dejaron al Valencia primera. Aunque la temporada terminó el 20 de abril, el equipo valencianista consumó el descenso matemático en la jornada anterior, el 13 de abril. El Valencia perdió el día 12 contra el Barcelona en el Camp Nou (3-0), y el 13 Cádiz y Betis se las arreglaron para empatar a cero en el Ramón de Carranza, salvándose el Cádiz de la quema. La última jornada el Luis Casanova recibió, precisamente, al equipo gaditano. El Valencia le ganó, pero ya era muy tarde.

Valdez es cesado y Di Stefano toma los mandos
Óscar Rubén Valdéz había caído en enero, en la jornada 22, y la directiva contrató a Alfredo Di Stéfano por dos temporadas. Se necesitaba un revulsivo, y nadie mejor que aquel que había dado al Valencia su último título de Liga, en 1971. El objetivo era más discreto, y más necesario. Pero el argentino nada pudo hacer. La ruina acabó con el equipo en Segunda División, un nuevo fracaso en la Copa del Rey, y un ridículo en la Copa de la Liga, que la jugó estando ya descendido a segunda, teniendo que aguantar los bochornosos gritos de los aficionados del Conquense: "A tercera, a tercera". Sin duda, la peor temporada de toda la historia del Valencia, que acabó con uno de los más grandes clubes de España en el pozo de la Segunda División. Atrás quedaban cuatro Ligas, cinco Copas, dos Copas de Ferias, una Recopa y una Supercopa de Europa.

En la Copa de la Liga se disputaron tres eliminatorias. Contra el Conquense se empató a dos en su casa con goles de Muñoz Pérez y Sixto, y en el Luis Casanova se ganó por 3-1 (Quique, Tendillo, Montes). El 11 de Mayo se disputó el partido de ida de la siguiente eliminatoria en Valencia con el resultado de 5-2 (2 Sixto, Fenoll, Sánchez Torres, Subirats) frente al Español, y siete días más tarde se empató en Barcelona a uno (Revert). El siguiente adversario fue el Betis que nos ganó tanto aquí en Valencia como en Sevilla por 2-1, en Valencia marcó Giner y en Sevilla, Sixto.

Vicente Tormo presenta la dimisión
La debacle deportiva acompañó a la económica. El presidente del Valencia también dimitió faltando un partido para terminar la campaña y estando el equipo ya descendido matemáticamente. Con él se fue su vicepresidente Vicente Alegre, y Pedro Cortés se hizo cargo de la directiva. El 3 de Junio de 1986 Arturo Tuzón Gil tomó posesión como nuevo presidente valencianista al vencer rotundamente en las elecciones que se celebraron con anterioridad.

Al finalizar la temporada se traspasó a Roberto Fernández al FC Barcelona por cien millones de pesetas, acción muy polémica pero necesaria por el lamentable estado económico del club valencianista. Tal era la situación que, en septiembre, los socios autorizaron a la Junta a hipotecar todos los bienes de la entidad.


Campeonato Nacional de Liga

Portada del diario deportivo Marca tras el descenso del Valencia CF El Valencia, debido a la grave crisis económica, tuvo que apostar esta temporada por un equipo joven e inexperto en Primera División, y tal vez esta fue una de las causas por las que sufrió el descenso a Segunda División en la que fue, sin duda, la peor temporada en la larga historia del club.

El 31 de Agosto de 1985 se disputó el primer partido de liga, venciendo el Valencia en casa por 2-1, con dos goles de penalty transformados por Sixto, su adversario era el Valladolid. Las victorias más sonadas del Valencia en esta temporada fueron: 4-2 al Zaragoza, 2-3 al Cádiz, y 3-1 a la Real Sociedad. Pero el equipo valencianista sufrió demasiadas derrotas humillantes: 5-0 ante el Real Madrid, 5-0 ante el Atlético de Madrid, 0-3 otra vez ante el Real Madrid, 6-0 ante la Real Sociedad, y 3-0 contra el Barcelona, partido en el que quedó confirmado el descenso ya que el Betis y el Cádiz empataron a cero en un encuentro que levantó muchísimas sospechas, puesto que así salvaron ambos la categoría.

El Valencia llegó al meridiano de la Liga en una situación peligrosa, aunque finalizó la primera vuelta con una victoria ante el Cádiz en el Ramón de Carranza. En el puesto 13, y a dos puestos del descenso, el equipo empezaba a verle las orejas al lobo. Con el comienzo de la segunda vuelta, comenzó el desastre. De los trece primeros partidos, el Valencia no fue capaz de ganar ninguno. Nueve derrotas y cuatro empates, es decir, cuatro puntos de 26 posibles. Una situación realmente crítica.  Tal vez otra causa de estos desgraciados resultados fuera también la lesión que sufrían Roberto Fernández y Fernando Gómez, las dos columnas sobre las cuales se apoyaba el centro del campo valencianista.

La alarma había sonado ya en la jornada 22, tras la derrota por 6-0 frente a la Real Sociedad en Atocha. Los platos rotos los pagó como siempre el entrenador, en aquel momento Óscar Rubén Valdéz. Alfredo Di Stéfano fue el elegido para tratar de cambiar el rumbo, pero las cosas no mejoraron, ya que el equipo no consiguió ninguna victoria hasta la jornada 31, cuando derrotó al Sevilla fuera de casa (0-2). La siguiente jornada, el conjunto che volvió a ganar, esta vez en casa, frente al Hércules en el Luis Casanova (3-1). Una victoria que daba aire y esperanzas de cara a los dos últimos partidos de Liga, aunque ya era tarde.

El Valencia lo tenía todo en contra, ya que en la penúltima jornada necesitaba ganar al Barcelona en el Camp Nou para depender de sí mismo.  Sin embargo, el 12 de abril, el equipo valenciano cayó derrotado por 3-0 ante los catalanes. Al día siguiente, con el resultado ya conocido, el Cádiz empató con el Betis en el Ramón de Carranza, en un partido en el que a ambos equipos les valía con un empate. El conjunto gaditano se salvó hundiendo al Valencia en la Segunda División. La última jornada el Luis Casanova recibió, precisamente, al equipo andaluz. El Valencia le ganó, pero ya era muy tarde. El 20 de Abril de 1986 se convertiría en el día más negro y trágico de la historia valencianista. La tristeza inundó a una afición que demostró ser el mejor jugador del Valencia y aplaudió a unos jugadores que se fueron llorando del campo.

El Valencia marcó 38 goles, y los goleadores en esta temporada fueron: Cabrera (11 goles), Sixto (7 goles), Fernando y Subirats (4 goles), Roberto (3 goles), Urruti (2 goles), Voro, Quique, Cuxart, Giner, Castellanos, S. Torres y Ferrando (1 gol).


Copa del Rey

En la Copa, como era costumbre desde que comenzó la decada, el Valencia volvió a fracasar. Al igual que en la temporada pasada, el equipo jugó cuatro eliminatorias con equipos asequibles, pero cayó contra un segunda, el Tenerife.

Al igual que en la temporada 83/84, los dos primeros rivales fueron el Gandía y el Alcoyano. El Valencia eliminó sin dificultades al Gandía, primer rival de la copa, ganando los dos partidos disputados con una cuenta goleadora final de cinco a uno. El 18 de Septiembre de 1985 se impuso el Valencia por 1-2 en Gandía, con goles de Sixto y Armando. El segundo partido terminó con victoria valencianista en el Luis Casanova por 3-0 con dos goles de Sixto y uno de Armando. Fue el 2 de Octubre.

Con el Alcoyano, el Valencia tuvo mas dificultades. Se empató a un tanto en tierras alicantinas el 23 de Octubre, gracias a un gol de Quique. En la vuelta, el Valencia superó a su rival con apuros en el Luis Casanova. Fue el 30 de Octubre, y los goles del Valencia fueron obra de Cuxart y Cabrera.

Contra el Aragón, en la tercera eliminatoria, se pasó sin apuros ganando los dos partidos disputados. El Valencia se impuso por 1-2 como visitante el 13 de Noviembre con goles de Fernando y Cabrera. En el Luis Casanova el conjunto local goleó al visitante con un contundente 6-1. Los goles fueron obra de Urruti (2), Castellanos, Arroyo, Subirats y Cabrera. Fue el 27 de Noviembre y el Valencia pasaba sin ningun apuro a la siguiente fase de la competición copera.

Pero contra el Tenerife, en la cuarta eliminatoria, se perdieron los dos encuentros. El primer encuentro se disputó en el Carlos Belmonte de Albacete por clausura del Luis Casanova, el 11 de Diciembre. El Valencia cayó derrotado por 0-1, en un encuentro vergonzoso para un equipo con la categoría del Valencia. El equipo tambien funcionaba fatal en liga y se veía venir el desastre. Pero el corto resultado del partido de ida daba esperanzas a un equipo de Primera División que se enfretaba a un segunda. Así pues, se viajó a las islas para intentar dar la vuelta a la eliminatoria. Era el 8 de Enero de 1986. El Valencia volvió a hacer un partido acorde con la liga y volvió a ser derrotado por los tinerfeños por 3-1. El gol del Valencia fue obra de Sixto.

El Valencia hizo el ridículo en los dos encuentros y corría peligro la continuidad de su entrenador. Ruinosa participación en esta competición que seguía con el mismo mal fútbol que en liga.

Plantilla de la temporada 1985-1986

Presidente Vicente Tormo Alfonso
Entrenador Óscar Rubén Valdez, Alfredo Di Stefano
Porteros Bermell, Sempere
Defensas Arias, GraneroGiner, Juárez, Muñoz Pérez, Quique, Revert, TendilloVoro
Medios Arroyo, CastellanosCuxart IIFernando, Ferrando, RobertoSubirats
Delanteros Fenoll, Sánchez Torres, Sixto, Urruti, Wilmar Cabrera

0
0
0
s2sdefault