Ficha de partido: 04.03.1997: Schalke 04 2 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

Schalke 04
Schalke 04
2 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Linke
43'
Descanso
45'
Gabriel MoyaClaudio López
45'
Wilmots
60'
Linke
74'
Vicente Engonga
74'
Pepe GálvezLeandro Machado
76'
Wilmots
81'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Parkstadion
Aforo: 62.008 espectadores
Ubicación: Gelsenkirchen (Renania del Norte-Westfalia) 
Inauguración: 04/08/1973 (Demolido en 2008)

Rival: Schalke 04

Records vs Schalke 04

Máximo goleador: Roberto Gil (2 goles)
Goleador rival: Farfán (2 goles)
Más partidos: Miguel Brito (3 partidos)
Mayor victoria: 1 - 0 (18.09.2007)
Mayor derrota: 0 - 2 (04.03.1997)
Más repetido: 1-1 (2 veces)

Crónica

El Valencia no pudo con un equipo granítico y calculador. Dos goles alemanes complican, y mucho, la eliminatoria al equipo español, que adoleció de medios para llegar arriba, que no se lo creyó en ningún momento y que apenas pegó en toda la noche. Y eso que los primeros minutos del Valencia fueron buenos y mantuvieron una línea de alta fidelidad con la filosofía pretendida por Jorge Valdano: balones seguros de jugador a jugador, nada de rifas en el centro del campo y buen uso de los delanteros.

Leandro fue el jugador más incisivo hasta que recibió una patada sin castigo al poco tiempo de tentar la suerte (en la segunda parte se lo cargaron). El brasileño quedó tocado y el equipo español empezó a cojear. Los alemanes se vieron ahogados y achicaron agua a base de balonazos, que descompusieron poco a poco al visitante. Una de las insignias del fútbol germano, Olaf Thon, tomó los riesgos justos y se aprovechó de la banda del tímido Romero. El duelo se enfangó y durante media hora los errores y la presión pudieron con el resto de intenciones. Thon envió un balón al área pequeña y el gigante Linke se elevó entre defensas para asestar un testarazo imparable por la escuadra izquierda de Bartual. Con el 1-0 terminó la primera parte.

Claudio López se quedó en la caseta y Moya puso poco picante. El Schalke siguió sacando petróleo de su sobriedad y de sus limitaciones: fue el que menos tuvo el balón, pero el que más partido sacó de él; dominio estéril el del Valencia, que nunca pudo con la anticipación de su troglodita rival. Ni con la entrada de Gálvez; a siete minutos para el final, cuajó una de las muchas intentonas alemanas por la banda derecha: un pase de Nemec en carrera al área pequeña, y Wilmots, que lo vio, se metió con el balón hasta las redes. Ayer venció la pesadez, la espesura, la impermeabilidad, la lógica y la pegada de una roca con piernas y botas de fútbol.