Ficha de partido: 07.08.2010: Manchester City 2 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

Manch. City
Manch. City
2 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Barry
33'
JohnsonTévez
35'
Wright–PhillipsSilva
35'
Descanso
45'
GivenHart
46'
Kolo ToureBoateng
46'
Vieirade Jong
46'
LescottToure
62'
WeissBarry
68'
Bruno SaltorMiguel Brito
69'
Iván RubioAsier Del Horno
69'
CunnighamKolarov
73'
Jo AlvesAdebayor
73'
Juan MataTino Costa
76'
IbrahimKompany
78'
Jo Alves
84'
Paco AlcácerRoberto Soldado
89'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Etihad Stadium
Aforo: 47.826 espectadores
Ubicación: Manchester (North West England) 
Inauguración: 10/08/2003

Rival: Manch. City

Records vs Manch. City

Máximo goleador: Óscar Rubén Valdez (2 goles)
Goleador rival: Marsh (2 goles)
Mayor victoria: 2 - 0 (12.08.1986)
Mayor derrota: 0 - 2 (07.08.2010)
Más repetido: 0-2 (1 veces)

Crónica

El Valencia continúa un punto por debajo de las expectativas. Anoche, contra el Manchester City, demostró que está a mitad cocción, sin contundencia defensiva ni resolución atacante. Ni con la alineación que se presume como titular pudo plantar cara al Manchester City de David Silva, netamente superior, sobre todo en la primera mitad. Las apariciones por banda de Joaquín y Pablo y la mayor ambición mostrada en la segunda mitad son las únicas, pero insuficientes, notas positivas. Contra rivales de entidad han aflorado las carencias colectivas del equipo. En el próximo triangular ante el Nápoles y el Palermo habrá oportunidad para una redención que la afición ya ansía.

Al Valencia le está costando arrancar. A la adaptación física le sigue la asimilación táctica del 4-3-3 que quiere implantar Emery. Ayer, con casi todo el "once" titular que se apunta para esta temporada -faltaban Mathieu, Mata y Ricardo Costa- no se encontró cómodo ante un Manchester City más cohesionado pese a ser un equipo en plena construcción. De hecho, su técnico Roberto Mancini alineó de inicio a los cuatro fichajes: Kolarov, Yaya Touré, Boateng y Silva. El grancanario debutaba ayer, precisamente ante su ex equipo, y quiso agradar a su nueva afición. Falto de ritmo al acabar de incorporarse, pactó con Mancini jugar durante media hora, al igual que el infatigable Tévez. Silva, dentro del buen tono general del City, estuvo participativo y poco antes de ser sustituido casi marca un gol, arrancando a pierna cambiada desde la banda derecha y ajustando la zurda desde la frontal. El balón se desvió por encima del larguero y el valencianismo se ahorró una ración de debates morbosos acerca de la idoneidad de su venta.

Como 24 horas antes contra el Aston Villa, el Valencia estuvo a merced de su rival, que entraba con facilidad tanto por el centro como por las dos bandas. Topal, poco ayudado por Banega y Tino Costa, se vio desbordado por Yaya Touré y De Jong, dos perros de presa. Y Tévez, incansable en la presión, estuvo presente en cada jugada de ataque de su equipo. El Apache habla un inglés terrible y sólo lleva un año en el City, después de desertar del vecino United, pero con su calidad, sus ganas y sus goles se ha metido a la afición en el bolsillo hasta el punto de ostentar el brazalete de capitán. Es el alma del City. Bloqueado Adebayor por Navarro, fue Tévez quien se sacó de la chistera un pase magistral para la entrada del lateral Richards, que sin marca alguna cruzó ante Moyà, que repelió con gran acierto su disparo. El meta mallorquín también estuvo aplicado en un chut desde media distancia de Yaya Touré, seco y junto al palo, que desvió a córner.

Sin embargo, todo el notable trabajo de Moyà en esta pretemporada quedó deslucido con el error (colectivo) del gol de Barry. Primero el alemán Boateng se escapó con pasmosa facilidad de Del Horno y Dealbert, muy poco compenetrados. Centró y Moyà cometió el gran pecado mortal de todo portero: dudar. Se quedó a mitad camino, en tierra de nadie, sin poder interceptar el envío y sin cubrir la portería. Para acabar de rematar la calamitosa jugada, Barry ganó a Miguel en el salto y el 1-0 subió al marcador.

Con el 4-3-3, la suerte atacante de este Valencia depende en gran medida del protagonismo en la creación de Banega y Tino Costa. Cuando los dos argentinos trazaron alguna triangulación y combinaron con Joaquín y Mata, en estado de gracia, el Valencia dio sensación real de peligro.

El conjunto de Emery aplicó más agresividad en la presión en la reanudación y el encuentro niveló sus fuerzas. El Valencia recuperó más balones y pisó más campo rival. De nuevo, Pablo y Joaquín fueron sus mejores argumentos aunque no lograban conectar con Soldado. Los dos extremos, que teóricamente deben luchar por una plaza, están rindiendo a un gran nivel. Emery puede contemplar la alternativa de alinearlos juntos si quiere dar descanso a Mata -que ayer tuvo sus primeros minutos-. El City, por su parte, incordió por la banda derecha, en la que Adam Johnson fue una pesadilla continua para Del Horno. Jo Alves, sustituto de Adebayor, casi sentencia el marcador después de una buena jugada individual, pero estrelló la pelota en el poste.

En el tramo final se pudo ver a un Soldado más suelto. Tuvo una buena opción de remate de cabeza y porfió cada pelota dividida con Lescott. El Valencia arriesgó en las últimos minutos, no tenía otra alternativa, a cambio de dejar espacios a la contra. Fue así como el City dio la puntilla definitiva al marcador. Bastó una pared dirigida por Vieira, que atravesó una defensa de mantequilla para encarar en solitario a Moyà. No resolvió pero el rechace cayó a los pies de Jo Alves, que sólo tuvo que empujar a la red.