Mario Alberto Kempes firma su contrato como nuevo jugador del Valencia CF El 4 de agosto de 1976, el consejo de administración del Valencia CF aprobó un presupuesto para la temporada que estaba a punto de comenzar de 317.645.000 pesetas. La elevada cantidad presupuestada mostraba que la directiva presidida por José Ramos Costa estaba decidida a gastar el dinero que fuera necesario para construir un equipo campeón.

Kempes ficha por 40 millones
Pero la bomba balompédica del año llegó unos días antes de que se iniciara el Trofeo Naranja. Después de unas arduas negociaciones llevadas a cabo en Argentina, el secretario técnico del club, Pasieguito, cerró el traspaso del delantero centro de Rosario Central, Mario Alberto Kempes, por una cantidad cercana a los 40 millones de pesetas. Con el fichaje del crack argentino, el Valencia conformaba una dupla atacante de ensueño, en la que el "Lobo" Diarte, procedente del Real Zaragoza, se postulaba como el mejor compañero de armas que podía tener quien ya por aquel entonces era conocido como "El Matador". Kempes consiguó en esta temporada su primer trofeo Pichichi tras conseguir 24 goles en la Liga.

Llegan importantes fichajes
En el aspecto deportivo, el conjunto valencianista inició lapretemporada a finales de julio en Gandía. En la plantilla dirigida por Heriberto Herrera, ya estaban incorporados los últimos fichajes que había cerrado el club, algunos de ellos de especial importancia, y que con el paso del tiempo, acabarían escribiendo grandes páginas en la historia del club, como el centrocampista Ángel Castellanos (procedente del Granada), el defensa José Carrete (fichado del Real Oviedo), el delantero Carlos Martínez "Lobo" Diarte (del Real Zaragoza) o el interior Juan Carlos Álvarez (del Hércules CF).

También fueron recuperados del Alavés el guardameta Carlos Pereira y el delantero Miguel Ángel Adorno, mientras que el defensa Manuel Ángel Botubot, llegó fichado del Cádiz en enero de 1977. Además, esta temporada ascendió al primer equipo el defensa del Mestalla, Ricardo Arias, quien se convertiría años después en un auténtico icono y símbolo del club.

Gran cantidad de bajas
Por su parte, dejaron de pertenecer a la disciplina valencianista "Gitano" González y Esteban Ricós, ambos cedidos al Real Oviedo, Juan Bautista Planelles, fichado por el Real Zaragoza, Antonio Ferrer Díaz y Vicente Sancayetano, cedidos al Hércules, Salif Keita, traspasado al Sporting de Lisboa, Rafael Barrero y Quino Sierra, que fueron traspasados al Racing de Santander y Cádiz respectivamente. También causaron baja el centrocampista Ramón Rivera, que fue cedido al Levante, el delantero chileno Juan Catafau, que marchó al Getafe Deportivo de la Segunda División, y los paraguayos Juan Ramón Ocampos y Óscar Roberto Lleida, que no cumplieron con las expectativas la temporada anterior. Por su parte, Fernando Barrachina se marcharía al Cádiz en marzo de 1977.

Una mediocre pretemporada
Dos torneos amistosos dieron comienzo a la pretemporada, uno en Alzira (3-0) y otro en Gandía (1-4). A continuación el Valencia disputó el Trofeo Ciudad de la Linea, enfrentándose al Amsterdam y al Málaga. En el primer partido el Valencia ganó 4-0, con dos goles de Rep uno de Saura, y uno de Diarte, y el segundo lo ganó el Málaga 4-3. A los pocos días el Valencia se presentó ante su afición ganando 3-0 frente al Royal Beerschot. Mientras tanto Pasieguito se encontraba de incognito en Argentina finalizando las negociaciones para traerse a Kempes.

Llegaron los dos a Valencia uno ó dos días antes de que empezara el Trofeo Valencia Naranja. Sin prácticamente conocer a su nuevo equipo Kempes jugó frente al CSKA de Moscú, el primer partido del Trofeo, que supuso un gran fracaso para el jugador argentino. El cambio de horario supuso un gran hándicap para el jugador en sus primeros partidos. El segundo partido enfrentó al Hércules contra el Dinamo de Moscú, y se clasificó este ultimo en la tanda de penalties. El siguiente partido se disputó frente al Hércules e igualmente se produjo el empate. Ganó el Hércules en la tanda de penalties. La final la disputaron los dos equipos soviéticos quedando ganador el CSKA. Fue la única vez que el Trofeo Valencia Naranja se disputó a cuatro partidos. Para finalizar la pretemporada, el Valencia disputó dos amistosos en los que perdió ante el Hércules en Alicante (1-0) y empató frente al Paterna (3-3) en el Gerardo Salvador.

El bajo rendimiento en Liga provocó el cese de Heriberto Herrera
En el Campeonato de Liga, el Valencia realizó un comienzo excepcional pero llegó el mal juego y los resultados no acompañaron al equipo por lo que Heriberto Herrera fue destituido en la vigesimotercera jornada, tras caer en el Luis Casanova ante Las Palmas. Pasieguito se hizo cargo del equipo en el siguiente partido, antes de que Manolo Mestre tomó las riendas una semana más tarde. El Valencia terminó la competición en la séptima posición de la tabla, quedando fuera de los puestos europeos.

En esta temporada la competición copera pasó a llamarse Copa del Rey. El Valencia llegó hasta los cuartos de final pero el Hércules le derrotó en dos malos partidos de los valencianos. Anteriormente eliminó a Naval, Oviedo y Málaga.

Nuevo entrenador y "fuga" de Rep
El 10 de mayo, pocos días antes de finalizar la competición oficial, Marcel Domingo, ex-guardameta internacional francés, firmó por el Valencia para ocupar su banquillo la próxima temporada. Mientras, el holandés Johnny Rep abonó su cláusula de rescisión de 15 millones de pesetas para volver a su país. El 19 de abril de 1977, el delantero había sido multado con 200.000 pesetas por haber viajado a Holanda sin permiso del club.

El Mestalla regresa a Tercera
Esta temporada, el Mestalla se proclamó campeón de su grupo en la Regional Preferente, por lo que ascendió a una remodelada Tercera División en la que participarían 120 equipos organizados en seis grupos de 20 clubes cada uno. Aquella temporada comenzaron a destacar en el equipo filial el delantero Faubell, los defensas Sebastiá e Higino y, sobre todo, el medio volante Subirats, que ya comenzaba a demostrar sus prodigiosas condiciones técnicas.

Un nuevo paso hacia la Ciudad Deportiva
El 22 de diciembre de 1976 s afirmó la escritura de compraventa de los terrenos de Paterna, en los que estaba prevista la construcción de la futura Ciudad Deportiva del Valencia, por un importe de 85 millones de pesetas. Aunque Ros Casares ya había hecho efectiva su compra, no fue hasta ese momento cuando se firmaron las escrituras, en una operación que despertó muchas discusiones y oposición, pero que luego se demostraría que fue un gran acierto. Después de su compra, el club tuvo que hacer frente a la carencia de agua, ya que el terreno no tenía suficiente para toda la finca, y tuvo que buscarla en el subsuelo, hasta llegar a los 100 metros, para encontrar la cantidad que permitiera regar con suficiencia toda la parcela y levantar así los cimientos de la Ciudad Deportiva.

Fallecimientos de Epi y de Juan Giménez Cánovas
Tres hechos luctuosos sacudieron al valencianismo aquella temporada. Fallecieron el ex-presidente Juan Giménez Cánovas, bajo cuyo mandato se produjo el primer ascenso del Valencia a la Primera División, el mítico integrante de la "delantera eléctrica" Epifanio Fernández "Epi", víctima de una cruel enfermedad, y el ex-presidente del Mestalla, Francisco Bosch Bruixola.


Campeonato Nacional de Liga

La Liga comenzó para el Valencia el 5 de septiembre de 1976, en el estadio Luis Casanova. El arranque fue positivo, pues la victoria ante el Celta de Vigo (2-0), el empate en Atocha contra la Real Sociedad (2-2), con fallo de Rep desde el punto de penalty, y los triunfos cosechados ante Español (4-1) y Elche (1-4), encaramaron al Valencia en lo alto de la tabla clasificatoria.

Además, Kempes y Lobo Diarte habían mostrado su instinto goleador, con seis y cinco dianas respectivamente. El 24 de octubre, el Valencia derrotó al Racing de Santander (4-2), con un hat-trick del delantero paraguayo, gracias al cual se situó como "Pichichi" provisional de la competición, con once goles. Al finalizar el partido, los aficionados esperaron al nuevo ídolo valencianista a las puertas del estadio, y lo sacaron a hombros del Luis Casanova.

El equipo iba lanzado hacia el título, y las sensaciones que desprendía su juego no podían ser más positivas, pero en la octava jornada tropezó frente al Real Madrid en el Santiago Bernabéu (2-0). Gracias a sus victorias frente al Málaga (3-1) y Athletic de Bilbao (2-0), y su empate ante el Salamanca (0-0), el Valencia recuperó el liderato en la undécima jornada, aunque el 6-1 encajado en el Camp Nou a manos del Barcelona siete días más tarde, marcó el punto de inflexión para un equipo cuyo rendimiento comenzó a disminuir de manera alarmante.

De tal forma, la primera vuelta se cerró con un Valencia situado en la tercera posición, con 21 puntos, los mismos que la Real Sociedad, que era segundo, y dos menos que el Atlético de Madrid, líder provisional y que había ganado en el Luis Casanova en el último partido (2-3).

La segunda vuelta no comenzó mejor, pues el Celta de Vigo derrotó a la escuadra valencianista (1-0). Pero el momento crítico de la temporada llegó en la vigesimotercera jornada, cuando Las Palmas conquistó Valencia (1-2) y provocó la destitución de Heriberto Herrera, a pesar de que el equipo continuaba acomodado en la tercera posición de la tabla clasificatoria. Pasieguito se hizo cargo de la plantilla en el partido que enfrentó a Valencia y Racing de Santander en El Sardinero (2-2), pero fue una solución momentánea, ya que Manolo Mestre tomó las riendas del equipo una semana más tarde para enfrentarse al Real Madrid (1-1).

Sin embargo, el relevo en el banquillo valencianista no causó los efectos esperados, pues el equipo tropezó en el Luis Casanova contra el Salamanca (0-0) y el Barcelona (0-1) de forma consecutiva, y cayó derrotado en San Mamés (2-1). Tras un nuevo revés en el Rico Pérez ante el Hércules (2-1), el Valencia volvió a ganar en casa tres meses después ante el Sevilla (4-0). A falta de tres jornadas para la conclusión de la Liga, el equipo che era cuarto, pero una nueva derrota en Burgos (4-1), le situó en la sexta plaza.

Y así se llegó al último partido de la temporada oficial en el estadio Luis Casanova frente al Real Zaragoza, que fue suspendido a falta de siete minutos para el final tras la invasión de campo por parte de algunos espectadores, y que concluyó con una agresión al colegiado andaluz Sánchez Ríos. El desencadenante: un penalty inexistente señalado a Carrete cuando el Valencia ganaba por 1-0.

Tres días después, el encuentro se reanudó en el estadio Santiago Bernabéu, con el lanzamiento de la pena máxima por parte del equipo aragonés, que lo transformó en el definitivo empate (1-1). El Comité de Competición resolvió el monumental escándalo apercibiendo de cierre al coliseo valencianista, multando al club con 200.000 pesetas y sancionando a Sánchez Ríos con dos meses de inhabilitación, pues los vídeos demostraron que el penalty no había existido.

Por entonces, el Atlético de Madrid ya se había proclamado campeón de Liga, tras vencer en La Romareda al Real Zaragoza, por lo que el último partido en el Vicente Calderón entre colchoneros y chés carecía de trascendencia. Únicamente había un premio en juego: el trofeo "Pichichi", por el que pugnaban el españolista Marañón, el barcelonista Clares y el valencianista Kempes. Finalmente, una soberbia actuación del ariete argentino del Valencia, además de concederle el triunfo a su equipo (2-3), le significó el reconocimiento como máximo goleador de la Liga, con 24 goles.

Los hombres dirigidos por Manolo Mestre finalizaron el campeonato en séptima posición, con 36 puntos, pero empatado con los tres equipos que le antecedían en la clasificación: Las Palmas, Betis y Español. El goal average desfavorable dejaba fuera de las competiciones europeas a un Valencia que no dio la talla en la segunda vuelta, en la que perdió siete partidos, ganó cinco y empató otros cinco. De este modo, y pese a los indicios que evidenciaban una ligera mejoría respecto a las anteriores temporadas, el equipo valencianista no había conseguido su objetivo, que era retornar a Europa.

En esta temporada el Valencia consiguió 52 goles: Kempes (24 goles), Diarte (16 goles), Rep (8 goles), Juan Carlos (2 goles), Saura y Eloy (1 gol).


Copa del Rey

Bajo la denominación de Copa de Su Majestad el Rey, y con un novedoso sistemas de competición establecido por la Federación Española de Fútbol, arrancó el torneo más antiguo del fútbol español, en el que los equipos de Primera División, a excepción de los que se encontraban jugando competiciones europeas, entraron en juego desde la primera eliminatoria y como cabezas de serie en el sorteo inicial. Sin embargo, y a la espera de una resolución de la Delegación  acional de Deportes, seguía vigente una normativa que impedía alinear en esta competición a futbolistas extranjeros, por lo que el Valencia no pudo contar en ella con sus dos figuras: Johnny Rep y Mario Alberto Kempes.

Un total de 108 equipos participaron en la primera ronda del torneo, que se inició el 22 de septiembre de 1976. El Valencia, líder por aquel entonces del Campeonato Nacional de Liga, no dio lugar a las sorpresas y se impuso al Naval por 6-0 con goles de Saura (3), Eloy, Diarte y Valdez. En el partido de vuelta disputado en Reinosa, el equipo che salió relajado y perdió por 1-0, pero lo importante es que se pasó la eliminatoria.

En dieciseisavos de final, el Valencia se impuso al Real Oviedo por un concluyente 3-0 en el Luis Casanova, en partido disputado el 10 de noviembre de 1976, con dos goles de Valdez, el segundo de ellos de penalty, y uno de Saura. Pese al excelente resultado cosechado, el Valencia no realizó un buen partido e incluso llegó a escuchar algún silbido desde la grada. En el partido de vuelta, disputado el 2 de febrero, el equipo asturiano se adelantó en el marcador. El conjunto valenciano no dio muestras de peligro hasta la segunda parte, cuando Valdez igualó el encuentro, y no fue hasta el minuto 89 cuando Adorno situó el marcador en el 1-2 definitivo.

Ya con Manolo Mestre en el banquillo, el Valencia volvió a solventar la eliminatoria contra el Málaga en el partido de ida, disputado en el Luis Casanova el 23 de febrero, con un contundente 3-0, goles obra de Valdez, Carrete y Eloy. En el partido de vuelta, jugado el 9 de marzo y con todo casi resuelto, malagueños y valencianos protagonizaron un partido gris que finalizó con empate a cero.

El 27 de abril de 1977, el Valencia derrotó al Hércules (1-0) en el partido de ida de los cuartos de final. El marcador final, que inauguró Valdez en el minuto 58 con un fenomenal remate de cabeza a centro de Carrete, resultó demasiado ajustado para los méritos contraídos por unos y otros, pues el Valencia dispuso durante los 90 minutos de numerosas ocasiones para ampliar su renta. Además, el colegiado vizcaíno Urrestarazu obvió un claro penalty sobre "Lobo" Diarte, que podría haber decantado la eliminatoria a favor de los valencianistas.

Pero el hecho era que el Rico Pérez iba a decidir el equipo que accedería a las semifinales. El Valencia, con un planteamiento excesivamente defensivo, regaló el balón a un Hércules que se llevó el partido gracias a dos goles de Baena, el segundo de ellos en claro fuera de juego. El Valencia creó varias ocasiones de peligro, como un disparo de Valdez al larguero, pero finalmente fue la escuadra alicantina la que accedió a las semifinales del torneo, constatando el enésimo tropezón copero valencianista en las últimas temporadas.

Plantilla de la temporada 1976-1977

Presidente José Ramos Costa
Entrenador Heriberto Herrera, Manolo Mestre
Porteros Balaguer, Basauri, MarroPereira
Defensas Arias, BotubotCarrete, CerveróCordero, Domingo, Jesús Martínez
Medios CastellanosClaramunt, Juan Carlos, Saura, Tirapu
Delanteros Adorno, Diarte, Eloy, Kempes, Rep, Teca, Valdez