Unai Emery en su presentación como nuevo entrenador del Valencia CF

La tempestuosa temporada anterior en lo deportivo y lo social, provocaron un verano de 2008 muy convulso. Juan Soler había abandonado la presidencia en marzo, dejando tras de sí seis entrenadores, siete directores deportivos, 22 millones en despidos de empleados, 208 millones en fichajes de 29 jugadores, un estadio a medio construir y una deuda de 322 millones de euros. La asfixia económica era tal que el club se vio obligado a ampliar una póliza de crédito con Bancaja de 120 a 200 millones de euros.

La llegada de Villalonga
El 8 de julio Juan Soler anuncia la llegada de Juan Villalonga, ex-presidente de Telefónica, como gestor integral del club. El empresario anuncia un crédito de 400 millones de euros para aliviar las arcas del club, pero posteriormente solicita una ampliación de capital de 60 millones de euros para evitar la quiebra, algo a lo que se opone Soler. Sólo 16 días después de su llegada, Juan Villalonga anuncia su marcha del Valencia en una agorera rueda de prensa en la que afirma que el club está en "peligro de muerte".

Vicente Soriano, nuevo presidente
El 24 de julio, después del terremoto Villalonga, Vicente Soriano alcanza un acuerdo con Juan Soler para la compra de sus acciones, valoradas en 75,7 millones de euros, convirtiéndose en el mayor accionista y en el trigésimo primer presidente del club, el tercero del año 2008. De esta forma se ponía definitivamente el punto y final a la etapa de Juan Soler en el Valencia, una etapa oscura de casi cuatro años en la que el club había triplicado su deuda.

Con la llegada de Soriano, aterriza en el club Fernando Gómez Colomer como director deportivo. El nuevo presidente anuncia dos grandes medidas para eliminar la deuda histórica del club: la venta de las parcelas del viejo Mestalla y la explotación comercial del nuevo estadio, que supondría un ingreso de 600 millones de euros. Sin embargo, el año acabará y ninguna de estas dos promesas se llevaría a cabo.

Unai Emery, nuevo entrenador
La contratación del nuevo entrenador supone también un problema. La fama "devora-banquilllos" de Juan Soler había provocado que los más importantes entrenadores recelaran de venir al Valencia. Tras varias negociaciones fallidas, el primer acuerdo se alcanza con Marcelino García Toral, ex-técnico de Recreativo y Racing, pero la posible venta de las principales estrellas del equipo provoca que decida no venir.

El secretario técnico, Juan Sánchez, propone como candidato ideal a Unai Emery, un entrenador de 37 años que en su corta carrera en los banquillos había logrado ascender al Lorca a Segunda y casi a Primera. Posteriormente consiguió el ascenso a Primera con el Almería, rozando los puestos europeos en su segunda campaña. El 21 de mayo se hace oficial la contratación del técnico vasco por dos temporadas.

Pero la llegada de Villalonga al club en plena pretemporada, quien se había traido a Xabier Azkargorta como nuevo director deportivo, provoca las primeras dudas ya que éste quiere a Luis Aragonés en el banquillo. Esta situación fuerza la salida del club de Juan Sánchez, gran valedor de Emery. Finalmente, la posterior llegada de Fernando Gómez como vicepresidente deportivo hace que la situación se normalice.

Los fichajes y la renovación de Villa y Silva
Con las aguas más calmadas, el 13 de agosto el Valencia de Vicente Soriano alcanza un acuerdo con David Silva para renovar su contrato hasta 2013. Por su parte, la posible venta de David Villa se convierte en el culebrón del verano. El Real Madrid llega a ofrecer 40 millones por él, pero el Valencia rechaza la propuesta, y a finales de agosto se hace oficial la renovación del jugador hasta 2014. Durante la temporada, Villa romperá todos récords con el Valencia, marcando un total de 30 goles en todas las competiciones oficiales.

La inversión en fichajes este verano cae en picado, y el Valencia pasa de gastarse casi 70 millones de euros en la temporada 2007-2008, a sólo siete en la 2008-2009. El primero en llegar es Pablo Hernández, por el que se ejerce la cláusula de compra tras su traspaso al Getafe la campaña anterior cifrada en un millón de euros. También llega el portero brasileño Renan Brito, por el que se abonan cuatro millones de euros, y el centrocampista uruguayo Nacho González, que no llega a ser presentado y marcha cedido al Newscastle.

Con la Liga ya en marcha, Fernando incorpora en el mercado de invierno al joven lateral izquierdo brasileño, Thiago Carleto, que llega procedente del Santos y por el que se paga dos millones de euros. En diciembre de 2008, el portero alemán Timo Hildebrand y el defensa Iván Helguera llegaron a un acuerdo para desvincularse del Valencia. En enero de 2009 Renan sufre en San Mamés una rotura muscular y se pierde el resto de la temporada. El canterano, Vicente Guaita, no ofrece las garantías suficientes y el Valencia ficha a César Sánchez, portero del Tottenham. Sus 37 años ofrecen dudas, pero su rendimiento es tan notable que se gana a pulso la titularidad y la renovación en verano de 2009.

Los problemas con el patrocinador
Tras cinco años y cuatro títulos con la firma automovilística Toyota en las camisetas, la empresa japonesa decide rescindir unilateralmente el contrato que vincula a las partes hasta 2009. El club alcanza un acuerdo por un año y seis millones de euros con Valencia Experience, una compañía desconocida cuyo objetivo es promover grandes eventos en Valencia. Pero el club no recibe ni un solo euro y en octubre presenta demanda contra el patrocinador por los daños y perjuicios causados a la sociedad. El equipo debe seguir luciendo la imagen de la empresa morosa, porque de lo contrario el club debía compensar a Nike con 2,1 millones de euros para retirar del mercado las cerca de 70.000 camisetas repartidas por el mundo. Un despropósito más.

En diciembre el club alcanza un acuerdo con Unibet, y empresa de apuestas se convierte en patrocinador principal del equipo. Su logo luce verticalmente en la camiseta hasta final de la temporada y la inversión alcanza los 1,5 millones de euros, más la intención de prolongar el acuerdo en el futuro.

Amarga celebración del 90 aniversario
El 18 de marzo de 2009 el Valencia CF conmemoraría su 90 aniversario y lo haría en el momento más crítico de su historia. El club se debatía entre la vida y la muerte financiera, mientras que en lo deportivo el equipo atravesaba un profundo bache que lo llenaba de dudas. En agosto la presentación del equipo ante su afición concide con el partido conmemorativo del 90 cumpleaños. El Valencia ofrece una imagen más que interesante y logra imponerse al Arsenal con autoridad.

Retraso en los pagos y paralización de las obras del Nuevo Mestalla
El lunes 2 de febrero los futbolistas del Valencia deben percibir la mitad de sus fichas, sumando un total de 15 millones de euros, pero el club no puede pagarles. El vicepresidente, Fernando Gómez, se reúne con la plantilla a petición de los capitanes y reconoce que no sabe cuándo se podrán abonar las deudas. En abril el Valencia consigue un préstamo de 50 millones de euros procedente de Fomento Urbano de Castellón, una empresa muy cercana al Banco de Valencia, que permite al club ponerse al día con sus futbolistas dos y meses y medio después de lo firmado.

Para colmo de males, en febrero de 2009, las obras de construcción del nuevo Mestalla se paralizan de manera indefinida a causa de la falta de pago por parte del club. El estadio se encuentra en una fase adelantada de su construcción y desde el club se mantiene que será estrenado para la próxima temporada, pero la realidad es que las obras se paralizan sin fecha prevista para su reanudación.

Clasificación para la nueva Europa League
En lo deportivo, tras un fulgurante inicio de temporada, certificando el mejor arranque liguero de la historia, el rendimiento del equipo va de más a menos y finalmente no logra clasificarse para la Champions League, quedando relegado a disputar la nueva Europa League, que sustituyó a la antigua Copa de la UEFA. En la Copa, el Valencia cayó eliminado en los cuartos de final ante el Sevilla, mientras que en la UEFA el Dinamo de Kiev eliminó a los valencianistas en los dieciseisavos de final.

Adiós a un mito, Manolo Mestre
El domingo 31 de agosto de 2008 falleció Manolo Mestre, una de las más importantes figuras del Valencia a lo largo de la historia. Manolo Mestre se fue a los 73 años de edad después de ganar dos veces la Copa de Ferias (1962 y 1963), una Copa de España (1967), de disputar más de 400 partidos con el Valencia y de entrenar en dos etapas al equipo en los 70 y los 80.



Campeonato Nacional de Liga

Tras la decepción de la Supercopa, el Valencia dio la sensación de haber aprendido de los errores cometidos y certificó el mejor arranque liguero de su historia. El equipo fue capaz de sumar 20 puntos de los 24 disputados en las ocho primeras jornadas. Unai Emery llegó a superar las cifras del mejor entrenador del Valencia de todos los tiempos, Rafa Benítez, que en la campaña 2003-04 alcanzó los 19 puntos en el arranque de la competición. Las comparaciones comenzaron a ser inevitables.

Sin embargo, esta espectacular racha se truncó el día que sobre Mestalla cae un diluvio y el Racing de Santander se llevó los tres puntos. Pese a este tropiezo, el equipo continúa es una buena dinámica durante el primer tramo de la Liga, y parece ir encadenado a los puestos que dan acceso a la Champions League. Pero de pronto, el equipo sufre un tremendo bajón en el segundo tercio del campeonato que le lleva a perder cinco partidos seguidos fuera de casa, a encajar goles durante 23 choques consecutivos. Esto, sumado a los malos resultados cosechados en Mestalla, llevó al equipo a desaparecer de las cuatro primeras posiciones de la Liga.

El despertar a esta pesadilla se produce en Santander, el 22 de marzo de 2012. Allí el Valencia gana por la mínima, sufriendo lo indecible tras fallar los cántabros un penalti en el tiempo de descuento. Esta victoria llena de oxígeno al equipo, que se recompone y gana los cuatro siguientes partidos consecutivos, logrando posteriormente empatar en casa con el Barcelona y dos jornadas después, derrotar al Real Madrid por 3-0.

Pero en la jornadas antepenúltima y penúltima, el Valencia debe presentar sus credenciales fuera de casa ante sus más directos rivales. En el momento más decisivo, la suerte y las fuerzas fueron esquivas al conjunto de Emery. El equipo cae derrotado en el Vicente Calderón frente al Atlético de Madrid y la jornada siguiente en el Madrigal contra el Villarreal. La última victoria frente al Athletic de Bilbao en casa no sirve de nada, y el equipo se ve relegado a disputar la Copa de la UEFA, que pasará a denominarse Europa League la siguiente temporada.


Copa del Rey

El Valencia arrancó el año 2009 con graves errores arbitrales en su contra, pero la guinda llegaría en la Copa del Rey, competición en la que fue eliminado de forma polémica por el Sevilla FC. El conjunto che superó las dos primeras rondas con bastante comodidad. En la primera eliminatoria, se enfrentó al Portugalete, equipo de la Segunda División B. En el partido de ida, disputado el 20 de octubre de 2008, el conjunto blanquinegro se impuso con autoridad por 1-4, con dos goles de Morientes, uno de Vicente y otro de Zigic. El encuentro de vuelta fue un mero trámite, y los valencianistas volvieron a imponerse el 12 de noviembre por 3-0, con tantos de Angulo, Pablo Hernández y el canterano Míchel Herrero.

En la siguiente ronda de octavos de final, el rival fue el Racing de Santander. En la ida, jugada el 7 de enero de 2009, el Valencia arrancó un empate en El Sardinero, en un partido en el que no fue mejor que el rival, pero del que sacó el máximo provecho. Un gol en propia meta de Colsa les dio ventaja, aunque luego el Racing empató en la segunda parte e incluso falló un penalty ante un Valencia que se quedó con nueve jugadores por las expulsiones de Vicente y Miguel. El partido de vuelta se jugó una semana después en Mestalla, y el Valencia tuvo que sufrir mucho para eliminar al Racing. Dos goles de Vicente, el segundo de ellos en la prórroga, en la que también marcó Joaquín el 3-1, sirvieron para que el Valencia rompiera su particular gafe con el Racing, al que no había derrotado en los últimos cuatro años.

Ya en los cuartos de final es el Sevilla el que visita Mestalla el 21 de enero de 2009. En un partido loco, Villa abre el marcador y los andaluces remontan por medio de Luis Fabiano y Adriano. Éste último, en un clamoroso fuera de juego de cerca de dos metros que obliga al presidente de los árbitros, Victoriano Sánchez Armiño, a pedir disculpas a Vicente Soriano en nombre de Undiano Mallenco y de su asistente, el ya famoso Fermín “el del banderín” Martínez. Sin embargo, el Valencia pasa de remontado a remontar y se lleva el partido gracias a los tantos de Baraja y Mata. El partido de vuelta, fue una auténtica batalla a la que no pudo asistir el goleador valencianista David Villa. Carlos Marchena marcó un tempranero gol en el minuto 8. Aún en la primera parte, Kanouté empató. Tras una muy intensa segunda parte, cuando ya todo parecía resuelto a favor del Valencia, el central Squilacci aprovechó en el tiempo de descuento una indecisión tras un saque de esquina, marcando el 2-1 y dejando al Valencia en la cuneta con el recuerdo de Fermín y el gol de Adriano en la memoria.

Copa de la UEFA

La Copa de la UEFA parecía una competición poco llamativa para un equipo y una afición que habían estado acostumbrados en los últimos años a disputar una competición de primer nivel como la Champions League. El equipo quiso poner todos sus esfuerzos en la Liga y la Copa, y esta competición pasó a una discreta segunda fila, donde parecían ser malas noticias. Ni los rivales, ni los premios, ni las recaudaciones levantaron pasión alguna.

En la primera ronda, el Valencia se enfrentó al Marítimo de Funchal, equipo portugués de Madeira. Allí, el equipo de Emery se impuso en el partido de ida disputado el 19 de septiembre gracias a un gol de Fernando Morientes. En el partido de vuelta, tocó sufrir pese a la entidad del rival, ya que el conjunto luso se adelantó en el marcador en la primera parte, igualando la eliminatoria. No fue hasta bien entrada la segunda parte cuando los ches desequilibraron la balanza a su favor gracias a un gol de Asier del Horno, rubricado ya en tiempo de descuento con un gol de penalty de David Villa.

La siguiente fase no fue una eliminatoria, sino que el Valencia disputó una liguilla con otros cuatro rivales: FC Copenhague, Rosenborg BK, Brujas KV y Saint-Etienne. La entidad de los equipos no era superior a la de los valencianistas, pero aún así el conjunto blanquinegro no pudo cumplir el objetivo de ser primero del Grupo G tras lograr únicamente una victoria y tres empates. En la primera jornada, disputada en Mestalla el 6 de noviembre,los de Emery sólo lograron empatar contra los daneses del Copenhague pese a haberse adelantado con un gol de Morientes en la segunda parte. En el segundo encuentro el Valencia viajó hasta Noruega donde logró ante el Rosenborg su mejor resultado de la competición. Un 0-4 con goles de Juan Mata, Pablo Hernández, Rubén Baraja y Joaquín Sánchez que no fue más que un oasis en el desierto de la competición. Los dos últimos partidos del grupo finalizaron con sendos empates, primero ante el Brujas belga en Mestalla (1-1) con gol de Zigic en la segunda parte, y finalmente ante el Saint Etienne en terreno francés totalmente cubierto por la nieve, donde los valencianistas tuvieron que remontar por dos veces para lograr el definitivo empate a dos.

La última ronda que disputó el equipo blanquinegro en la competición fue la de los dieciseisavos de final. En la ida, disputada en Kiev en febrero, el Valencia perdió la oportunidad de encarrilar la clasificación al no ser capaz de ganar a pesar de jugar la media hora final con un hombre más. La nieve, que cayó durante todo el encuentro, condicionó el partido y creó más problemas a los de Emery. Ante un equipo poco rodado y con pocos recursos, el Valencia hizo lo más difícil: adelantarse pronto en el marcador con gol de Silva, pero no fue capaz de crear ocasiones suficientes como para sentenciar el encuentro y al final, con su guardameta César lesionado, tuvieron que dar por bueno el empate.

El Valencia quedó eliminado de la Copa de UEFA el 26 de febrero, al empatar a dos goles en Mestalla frente al Dinamo de Kiev en un choque en el que la endeblez defensiva le condenó ante un rival discreto pero voluntarioso. De nada sirvió el 1-1 de la ida ni los goles de Marchena y Del Horno en la vuelta, ya que con apenas dos ocasiones, los ucranianos dejaron al Valencia en la cuneta. Una competición para olvidar.

Supercopa de España

Al haberse proclamado campeón de la Copa del Rey la temporada anterior, el Valencia se enfrentó en pleno mes de agosto al campeón de Liga, el Real Madrid, en el primer título oficial de la temporada. El partido de ida se celebró el 17 de agosto en Mestalla, y resultó un encuentro vibrante. El Valencia, fiel a su naturaleza genética, es decir bronco y copero, eléctrico y sin rendirse nunca, dio el primer zarpazo remontando por dos veces a base de coraje y calidad, remontando en dos ocasiones para terminar ganando por 3-2, con goles de Villa, Mata y Vicente. El Madrid replicaba con su habitual contundencia, aprovechando los desajustes defensivos propios de los locales. La final quedaba abierta, pero la victoria, y la forma en la que se conquistó, daban muchas opciones de ser campeón.

En el partido de vuelta, disputado en el Santiago Bernabéu una semana más tarde, un gol de Silva a la media hora hizo que el Valencia se viera ya campeón tras un muy buen primer tiempo de los hombres de Emery. Sin embargo, la segunda parte sería lo más parecido a una pesadilla. El Real Madrid empató el partido, pero se quedó con nueve jugadores por las expulsiones de holandeses Van der Vaart y Van Nistelrooy. Es entonces cuando los ches pecan de exceso de confianza y terminan goleados (4-2), viendo cómo el primer trofeo del año se les escapa de las manos. Sin duda un duro golpe.

Plantilla de la temporada 2008-2009

Presidente Vicente Soriano
Entrenador Unai Emery
Porteros César, Guaita, Renan
Defensas Albiol, Alexis, Curro Torres, Helguera, Marchena, Miguel, Moretti
Medios Albelda, Baraja, Edu, Hugo Viana, Joaquín, Maduro, Manuel Fernandes, Pablo Hernández, Vicente
Delanteros Angulo, Mata, Morientes, Silva, VillaZigic

0
0
0
s2sdefault