Ficha de partido: 24.10.2007: Rosenborg BK 2 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

Rosenborg BK
Rosenborg BK
2 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Traoré
33'
Descanso
45'
Strand
51'
Kone
53'
Riseth
60'
Nikola ZigicJaime Gavilán
66'
Rubén BarajaCarlos Marchena
66'
Tettey
72'
Miguel Ángel AnguloMiguel Brito
77'
StorflorKone
79'
StoorStrand
85'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Lerkendal
Aforo: 21.116 espectadores
Ubicación: Trondheim (Sor-Trondelag) 
Inauguración: 10/08/1947

Rival: Rosenborg BK

Records vs Rosenborg BK

Máximo goleador: Joaquín Sánchez (1 goles)
Goleador rival: Iversen (2 goles)
Mayor victoria: 4 - 0 (27.11.2008)
Mayor derrota: 0 - 2 (24.10.2007)
Más repetido: 0-2 (2 veces)

Crónica

Seis aos llevaba el Rosenborg sin ganar en su campo en competición europea. Hasta ayer, día en que llegó el Valencia para hacerle feliz. Los de Quique, crecidos con lo de A Coruña, se pasearon y eso en la Champions se paga. La cenicienta del grupo les dio un baño en toda regla pese a su inferioridad, compensada con amor propio, ganas y hasta buen fútbol. El triste espectáculo valencianista lleva consigo un batacazo que puede tener graves consecuencias deportivas y económicas en el futuro de la competición. El Valencia es último de su grupo y ahora mismo esta fuera de la siguiente ronda. Lo de anoche roza el ridículo.

El primer tiempo fue un suplicio, casi una pesadilla para los escasos seguidores valencianistas -apenas media docena que viajaron con el equipo y el puñado de estudiantes residentes en Trondheim-, que quedaron enmudecidos por los miles de aficionados locales que no dejaron de empujar a los suyos. Y es que el Valencia, que empezó bien, teniendo el balón, apenas duró siete u ocho minutos. Enseguida desapareció para correr al son que le marcó el modesto Rosenborg. Los noruegos le echaron arrestos. Conscientes de que una derrota les dejaba prácticamente sin opción alguna de soñar con el pase a la siguiente fase, su técnico varió el habitual 4-1-4-1 que viene utilizando para meter dos puntas claras, Iversen y Koné, ayudados siempre desde atrás por Traoré desde la otra banda y, por el centro, Skjelbred y un Tettey móvil y dinámico.

El Valencia era el mismo de Riazor, con el único cambio de Marchena en el lugar de Baraja. Y se acusó en exceso. Sin brújula en la medular, porque Silva andaba más adelantado, metido como segundo punta, el equipo no funcionó nunca. No mantuvo el balón, corrió tras él y la fortuna que hubo fue que los locales, entusiastas pero flojitos, nunca encontraron un halo de lucidez. Cañizares, sin trabajo serio, se desgañitaba pidiendo a sus compañeros que salieran hacia adelante. Cuando lo intentaban, el Rosenborg a base de pelotazos obligaba a recular de nuevo. Así transcurrió el tiempo hasta el descanso, al que se llegó sin goles principalmente por la candidez de los dos puntas del equipo noruego.

Por los de Mestalla, nada. El trabajo atrás, con Helguera y Albiol brillantes y algunas pinceladas de Silva, infructuosas porque no tuvo acompañamiento. Con el centro del campo perdido Joaquín no existió y Gavilán, menos. Así era imposible. El inicio del segundo periodo hizo concebir esperanzas de ver algo más, tras una buena pared entre Silva y Joaquín, con remate del andaluz y paradón del portero desviando a córner. Pero de ahí, casi de inmediato, se pasó al 1-0 ante el delirio de una grada que no daba crédito y que siete minutos más tarde enloqueció con el segundo tanto.

Sapara y Dorsin hicieron estragos por la banda izquierda. Ni Joaquín, ni Albelda en la ayuda, ni Miguel supieron cerrarla. Koné, primero, y Riseth, después, hicieron los goles, que llegaron por falta de atención de defensas y portero. El segundo clama al cielo. Pasividad en unos y falta de decisión para salir en un Cañizares que sigue sin estar. No es él. Faltó aplaudir al rival. Quique metió en liza a Baraja, Zigic y Angulo. Todo igual. Nada de nada salvo la impotencia de un Valencia que pensó que bastaba con lucir la camiseta. Peligra la Champions.